Qué dice la calle… Lunes 15 de Agosto

La frase de hoy: ”Con la aparición de nuevos males, Es lógico olvidarse de los antiguos”.

En los últimos tiempos el COVID ha liderado el seguimiento de las noticias, quedando atrás algunas dolencias que, en su momento, fueron causa de preocupación general.
Vvvvvv

Respecto al coronavirus, corresponde desear una pronta recuperación al intendente Héctor Vicente Gatica. Está en su casa, después de haber dado positivo el hisopado..
Vvvvvv

Junto a la necesidad de recordar que siempre es necesario DONAR sangre y órganos, La Calle rescata los casos de HIV, habiendo hablado más de una vez con pacientes afectados, quienes estaban tomando un montón de medicinas para ir controlando el mal.
Vvvvvv

La sigla fue recordada al escuchar por el canal local de televisión a la doctora Mariana Petegoli –bioquímica-, quien integra un grupo qué está estudiando nuevos tratamientos para la enfermedad. ¿Cuál es el mejor razonamiento para detectar o prevenir el mal?.
Vvvvvv

Otro de los males surgido con muchas potencia en los últimos años, son las adicciones, sean legales (alcohol) e ilegales (marihuana, cocaína, etc)
Vvvvvv

Hay preocupación en los padres por problemas derivados del consumo, por parte de sus hijos, jóvenes en la mayoría de los casos. Se insiste en señalar que, “ya no hay charlas sobre prevención, como si existiera una aceptación del problema y no haya forma de ayudar a combatirlo”.
Vvvvvv

Hay varias agrupaciones, en Bragado, que se ocupan de los animales, por ejemplo, los perros abandonados que andan por las calles, librados a la actitud solidaria de vecinos que les acercan comida y agua. Está en plena ejecución la campaña de castración a cargo de la Municipalidad, necesitada del apoyo de dueños de estos animales, para ser llevados a los lugares señalados.
VVVVVVVV

“Callejero”, con letra de Alberto Cortez

Era callejero por derecho propio,
su filosofía de la libertad
fue ganar la suya sin atar a otros
y sobre los otros no pasar jamás.

Aunque fue de todos, nunca tuvo dueño
que condicionara su razón de ser,
libre como el viento era nuestro perro,
nuestro y de la calle que lo vio nacer.

Era un callejero con el sol a cuestas,
fiel a su destino y a su parecer,
sin tener horario para hacer la siesta
ni rendirle cuentas al amanecer.

Era nuestro perro, y era la ternura
que nos hace falta cada día más,
era una metáfora de la aventura
que en el diccionario no se puede hallar.

Era nuestro perro porque lo que amamos
lo consideramos nuestra propiedad,
era de los niños y del viejo Pablo,
a quien rescataba de su soledad.

Era un callejero y era el personaje
de la puerta abierta en cualquier hogar,
era en nuestro barrio como del paisaje,
el sereno, el cura y todos los demás.

Era el callejero de las cosas bellas
y se fue con ellas cuando se marchó,
se bebió de golpe todas las estrellas,
se quedó dormido y ya no despertó.

Nos dejó el espacio como testamento,
lleno de nostalgia, lleno de emoción,
vaga su recuerdo por los sentimientos
para derramarlos en esta canción.

Compartir en: