Qué dice la calle… Lunes 25 de Julio

La frase de hoy: “Los fines de semana son adecuados para repasar los hechos de la actualidad”.

Hasta hace poco, el informe a recopilar era para conocer los casos de COVID que se habían generado a nivel local y en general. Ahora se cambió, lo que interesa es la cotización del dólar… Sin saber muy bien las razones…

Vvvvvv

En estos días, sin embargo, se supo del virus que afecta a Joe Biden, presidente de los Estados Unidos. Por esa razón, el viaje de Alberto Fernández al poderoso país del norte, se canceló. Biden tiene 79 años y debe cuidarse especialmente.

Vvvvvv

El sábado, en una prueba a contra reloj sobre 40 kilómetros, culminó oficialmente el Tour de France. Después de 19 etapas agotadoras, los ciclistas debieron hacer un esfuerzo individual como para cerrar algo más que una aventura. Ha sido una nueva demostración de la capacidad que puede expresar el deporte, apoyándose en solo dos ruedas…

Vvvvvv

En la contrarreloj, Los primeros en la carrera, llegaron segundo y tercero respectivamente. El mejor tiempo de 47m.59s. fue para Wout van Aert, especie de premio consuelo para quien no pudo ganar, pero aún se mantiene vigente.

Vvvvvv

Por estos avances de la tecnología, se pudo informar que los ciclistas superaron los 70 kilómetros, en un trazado que incluyó algunas subidas, ante el constante aliento de los espectadores. Jonas VINGEGAARD registró un tiempo de 76 horas, 33 minutos y 57 segundos para consagrarse ganador del Tour, superado a Tajed POGACAR por 3m. 34 segundos.
La etapa del domingo, llegando a París, fue sólo un paseo y confraternidad. Un merecido relax después de tres semanas de tensión.

Vvvvvv

El colombiano Nairo QUINTANA (foto) quedó en el séptimo puesto de la general, lo que es realmente muy bueno. Ahora viene la Vuelta de Italia, otra clásica del ciclismo mundial, que también podrá seguirse por la televisión. Están lejos en la memoria, los tiempos en que Rubén Ganduglia trasmitía etapas de nuestra Doble por la pantalla de Canal 9.

Vvvvvv

La exposición rural, en Palermo, volvió a mostrar el rostro del campo en la gran ciudad. Aunque los desacuerdos con el gobierno siguen en pleno desarrollo. Ahora, por ejemplo, se cuestiona que los productores no vendan sus cosechas. Proliferan los silos-bolsa en medio de la llanura, le reprochan. Parece justo que ellos estén ejerciendo su derecho: vender lo producido cuando lo consideren conveniente.

Vvvvvv
Es mucho lo que aporta el campo a las arcas oficiales, como para que encima se le eche la culpa de la crisis que todos, de un modo u otro, estamos viviendo. Se trata de aceptar las responsabilidades de cada sector. La política no puede lavarse las manos de lo que pasa. Es cierto que, en tiempos tormentosos, en el mismo barco viajamos todos.

Compartir en: