Press "Enter" to skip to content

Qué dice la calle… Miércoles 24 de Noviembre

La frase de hoy: “La transición energética y el futuro de Vaca Muerta”.

El mundo está en un momento bisagra. La transición energética está en marcha. Cuando la mayoría de los países acuerda que es urgente reducir las emisiones de carbono para frenar el calentamiento global, la Argentina tiene el potencial para contribuir a ese objetivo: la gran reserva de gas no convencional, en Vaca Muerta.

Vvvvvv

El combustible estrella en esta etapa hacia energías más limpias, los principales elementos que impiden alcanzar el potencial y los cambios en patrones de consumo energético fueron alguno de los ejes de la charla “La matriz energética de la Argentina, realidad y perspectivas”, la primera de las cuatros que se organizó en el marco de El desafío energético.

Vvvvvv

Ricardo Arriazu, economista; Daniel Montamat, exsecretario de Energía nacional; Gerardo Rabinovich, ingeniero especializado en planeamiento energético, vicepresidente del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi; y Guillermina Sagasti, gerenta de No Convencional de YPF reflexionaron sobre la actualidad del país y el mundo y focalizaron en el potencial local en la transición energética.

Vvvvvv

La matriz energética global tiene una alta dependencia de fósiles (80%). El mundo camina a pasos agigantados a una sustitución hacia las fuentes energéticas sustentables. No será inmediato el paso de una tecnología a la otra, pero sucederá y la Argentina tiene que seguir la tendencia, sostuvo Arriazu.

Vvvvvv

Tras indicar que la demanda energética experimentó la mayor alza en los últimos 50 años, de la mano del petróleo y la expansión económica “sin precedentes en la historia”, Arriazu recordó que las estimaciones apuntan a un crecimiento más moderado para las próximas décadas, pero en alza.
El gas tiene menos efecto contaminante y allí la Argentina tiene un enorme potencia…

vvvvvv
El país cuenta con el segundo reservorio de gas no convencional (shale) del planeta. Se encuentra en la megaformación de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.
Hace ocho años, las estimaciones permitían vaticinar un futuro con autoabastecimiento energético y un potencial exportador, que incluso podría relegar al sector agropecuario como el principal generador de divisas del país.

Vvvvvv

Vaca Muerta cuenta con 22.000 kilómetros de extensión, donde las petroleras que operan, como YPF que participa en la mitad de ese territorio, identifican los de mayor potencial (hot spot) donde permiten una gran producción, ganar dinero y bajar costos que a la vez permiten ir abriendo zonas no tan buenas, resaltó Sagasti.
Vvvvvv

Desde el punto de vista operativo, Sagasti enfatizó que se requiere infraestructura para transportar el gas por el gasoducto de Vaca Muerta -para los vecinos- y para convertirlo en GLP -para la exportación por fuera de la región. “El transporte es el cuello de botella, pero se está trabajando para solucionarlo”, acotó la especialista.

EPI. Se requieren más obras de infraestructura para ampliar la capacidad de transporte del gas extraído en Vaca Muerta. (Foto: Twitter/@TGS_energia)