Qué dice la calle… Sábado 22 de Octubre

La frase de hoy: “Es fácil sentirse un héroe, pero hay que mantenerlo vigente”

Suele pasarnos en la vida de todos los días. Llegar a una instancia positiva no significa estacionarse para siempre. Por eso, duele entrar en la mala y cuesta recuperarse. (ver recuadro con la vida de Karate Kid)

Vvvvvv

El peso de un apellido. Podría ser el caso de Facundo Moyano que, pese a seguir admirando a su padre, se muestra crítico con la situación que vive el país, con más del 50 por ciento de pobres. “Este no es peronismo”, dice a quién lo quiere escuchar.

Vvvvvv

Dicen que padres destacados, no generan hijos exitosos. Hugo Moyano, líder de los camioneros a nivel nacional, es una excepción. Su hijo Pablo también milita en el gremialismo y ha ido adquiriendo peso, más allá de la balanza personal…

Vvvvvv

Habrá algún historiador que escriba la historia de los sindicalistas que se mantienen en sus cargos a lo largo de muchos años. Hay un número importante a nivel nacional, que parece haber decidido ocuparse en ese lugar hasta el día de su desaparición física.

Vvvvvv

La renovación es positiva en todos los órdenes. En el fútbol, por ejemplo, llegar a los 40 años y mantenerse activos, es todo un logro. Dirigentes como Barrionuevo y Cavallieri deben estar en el doble de esa edad…

Vvvvvv

La historia ha reconocido a dirigentes sindicales por su labor en beneficio de los trabajadores. En estos días, por ejemplo, se ha mencionado a Saúl Ubaldini, quien supo tener familiares en nuestra ciudad.

Vvvvvv

Don Saúl, el hombre de las camperas, tenía identidad a nivel política. Tanto que cuando el doctor Alfonsín fue elegido (UCR), predijo que habría de propiciar paros, aún sin tener idea de las medidas de gobierno que adoptaría.

Vvvvvv

En aquel tiempo, Ubaldini demostró ser hombre de palabra. Con la gestión de don Raúl propició 13 paros generales. En estos tiempos se habla de Baradel que está inactivo en sus reclamos, después de haber sido imposible que acordara un acuerdo con el gobierno provincial anterior.

XXXXXXXXX

Encerar y pulir eternamente: Ralph Macchio, el actor que odió quedar preso de un personaje,
Por The New York Times

Interpretar a Daniel LaRusso en “Karate Kid” hizo famoso a Ralph Macchio de por vida. Durante décadas, la gente le ha contado dónde estaban cuando vieron la popular película de 1984 o cómo influyó en sus vidas su historia de superación.
Sin embargo, esa enorme fama vino con un inconveniente.
Cuando intentó avanzar en su carrera como actor, le costó dejar atrás ese personaje. Contó que, a veces, llegó a sentirse sofocado por él: ya no era el joven despreocupado pero vulnerable de 22 años cuyo personaje en la película aprende la importancia del equilibrio, tanto en la vida como en la artes
Casi cuatro décadas después, Macchio ha escrito su autobiografía, “Waxing On: The Karate Kid and Me” (“Encerando y puliendo: El Karate Kid y yo”), sobre la realización de la película y cómo esta le ha dado forma —y sigue haciéndolo— a su vida.

Compartir en: