Press "Enter" to skip to content

Qué dice la calle…

La frase de hoy: “No es posible ordenar el mundo según nuestros deseos; no queda otra que aceptarlo”.

Como diría Julián Centeya, decidor tanguero de los misterios del suburbio, uno no puede desprenderse de su pasado. Todo vuelve y los sueños son un reflejo de todo lo vivido, que queda guardado en algún sitio. La realidad es una rueda que gira y a la cual podemos subir para ir en busca de noticias que nos relacionan con la gente. Hasta que llega el día en que nos quedamos sin asiento…

Vvvvvv

Como dice el gobierno nacional, hay necesidad de un acuerdo. En el ámbito local, habría que hacer una recorrida en procura de saber cómo viven los seres que alguna vez conocimos en situación de precariedad social. Saber si han mejorado; ver si algo podemos hacer, aunque por alguna razón dejamos de verlos… No siempre se puede estar. Por eso, la necesidad de reencontrarlos, encierra un sentimiento de culpa…

Vvvvvv

De pueblo en pueblo; de calle en calle; de cada destino a la posibilidad de encontrar el modo de dar vuelta la suerte… Cuando uno no va a la montaña, es la montaña la que se acerca. Por eso, llegó la visita de F.L. que, aunque trabaja, tiene necesidades para el pago de algún servicio. La Calle no pudo ayudar en la medida ideal, aunque algo pudo arrimar. “Una mano lava la otra y las dos lavan la cara”.

Vvvvvv

Ayer se recordó el regreso del general Perón al país después de casi 18 años de exilio. Fue el 17 de noviembre de 1972 y hubo una gran manifestación para recibirlo. Un acto que no estuvo lejos de los enfrentamientos. Perón había imaginado un regreso sereno, actuando como espectador de lo que había planificado.

Vvvvvv

No todo salió bien y desde su llegada a la casa de la calle Gaspar Campos, supo que su política de conformar a cada sector, había llegado a la hora de concretarse. Los enemigos del general exilado, habían conseguido que el tiempo le fuera quitando fuerzas y sus deseos de unidad, no resultaron tan fáciles de lograr.

Vvvvvv

Al año y medio de aquel arribo, el creador del Partido Peronista, con Evita como estandarte social y después de haber sido elegido por tres veces Presidente de los argentinos, moría con la incertidumbre de lo que le esperaba al país…

Vvvvvv

En la actualidad… Los argentinos somos más, pero la desigualdad no ha podido ser eliminada. Una marcha de la “lealtad” actualizada, intenta adelantar el reloj del tiempo y, a partir de una gran “unión nacional”, iniciar un camino que nunca debió ser olvidado. Dios querrá que sea con todos, sin exclusiones ni excesiva soberbia.

Vvvvvv

Hay barrios especialmente desfavorecidos, también en Bragado. Algunas veces por muchas lluvias, anegando casas y deteriorando lo que no tenía mucha fortaleza. A veces el viento se lleva las chapas y en verano se extraña el agua que sobraba en invierno… El temple de los vecinos se fortalece en esos escenarios.
-Todo se soporta y cada avance se aprecia con mayor claridad… A esos lugares hay que volver para comprobar si los aires de cambio ayudan al olvido de los malos momentos…

Vvvvvv

Canción de la desigualdad… No hacen falta letras nuevas. Lo más claro son las postales: Los lujosos edificios, frente a las viviendas pobres dónde falta de todo, menos la esperanza…