Press "Enter" to skip to content

Reconocimiento a los bomberos voluntarios en su día

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Personal de salud saludó a los servidores públicos frente al cuartel. Fueron innumerables las muestras de cariño de parte de la comunidad.

Ayer se conmemoró el Día del Bombero Voluntario y tal cual lo habían adelantado desde el cuartel de Bragado, debido a las circunstancias difíciles que el país atraviesa por la pandemia, del que Bragado no está ajeno, fueron suspendidas todas las actividades que tradicionalmente se hacen a modo de festejo.
Lo que sí se pudo llevar a cabo fue el acto protocolar en el que el personal del cuerpo activo se formó frente al cuartel, se hizo el izamiento del pabellón nacional y a las 8 en punto se realizó el “toque de sirena”.
Sin embargo uno de los momentos más emotivos de la mañana fue cuando personal de salud se acercó al cuartel a salud a los bomberos en su día.
Mariano Carna, integrante del cuerpo activo, agradeció en nombre de sus compañeros y contó que le acercaron algunas tortas para que puedan compartir.
“Esto es algo mutuo y quizás muchas veces no se ve. La relación con la gente de salud es excelente” subrayó al mismo tiempo que no ocultó su deseo que en 2022 se puedan llevar adelante las actividades clásicas, como por ejemplo el desfile de las unidades por la ciudad.
Carná se refirió también al pedido de las asociaciones de bomberos para que sus integrantes sean vacunados contra el COVID: “Es algo que se necesita mucho tener al personal vacunado por una cuestión operativa y de seguridad. Muchas veces trabajamos con víctimas que no sabemos si son positivos o no, y por más que tomemos todos los recaudos y lo consideramos como si estuvieran contagiados, es fundamental que todo el personal pueda ser vacunado”.
Aclaró que hasta el momento no se han generado contagios dentro del cuartel pero sí hubo casos de bomberos que contrajeron el virus y que se toman medidas preventivas en todo momento, como por ejemplo movilizarse de a seis en las unidades, utilización de máscaras especiales y en caso de que alguno presente un mínimo síntoma, sabe que debe aislarse.
“Se trata de cuidarse uno para cuidar a la comunidad. Imagínense si se genera una ola de contagios dentro del cuartel nos quedamos sin bomberos en la ciudad, por eso tenemos una gran responsabilidad con la comunidad sobre los cuidados nuestros” explicó.
Otra muestra de afecto de parte de la gente fue la decoración de las puertas de las casas con globos y guirnaldas rojas y amarillas, los colores que identifican a los bomberos voluntarios.
Esto es algo que se vio no solo en Bragado, sino también en las localidades del interior del partido.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin