Sabrina Sánchez, una artista bragadense

-Se dedica a las Artes Visuales, entre otras tantas cosas

Ella, es artista visual y docente, hace ya ocho años que se dedica a esta profesión. Como si fuera poco esto, decidió indagar más allá y así fue como se formó como una profesional de la fotografía.
Esto le permitió empezar a dar talleres de todo lo que ella sabía, en nuestra ciudad, en Bragado. Siempre ha sido en la Escuela de Arte y en espacios culturales. En un momento estuvo en Espacio Simone, ahora se encuentra en la Salita Creativa.
“Estoy dando un taller en torno a la fotografía creativa, un poco la búsqueda es que cada uno pueda manejar el dispositivo fotográfico que tenga, sea una cámara o un celular. Poder darle utilidad e intención al recurso que tengamos”. Una forma de poder explorar ese recurso presente, aprovechando que lo tenemos para poder comunicar y decir a través de una simple imagen.

Sabrina desde la fotografía y las artes visuales ha desarrollado varias exposiciones en Bragado, Buenos Aires, Junín y Chivilcoy.
“Siempre la fotografía es una herramienta, una estrategia visual más dentro de mi trabajo como artista. Porque contempla también otros lenguajes como la pintura, el dibujo, el vídeo, la performance. Dentro de todo ese mundo la fotografía es otra manifestación artista para comunicar un poco mi visión del mundo” todo lo que ella quiere transmitir en relación a su trabajo.
Para ella sacar fotos siempre fue una herramienta, una forma de expresarse, de mostrarle al mundo sus pensamientos, lo que es. Algo muy necesario y de disfrute en su vida. Ha participado también en concursos y ha sido premiada.
Ante la pregunta de qué siente tomando fotos respondió “disfruto mucho de sacar fotografías, me gusta esta cuestión de atesorar, esa cuestión de la magia de las fotos, de atesorar partecitas del mundo, momentos, eso me genera a mí, en relación a cualquier imagen que me dan ganas de fotografiar, un rescate de la memoria”.

Los trabajos que realiza puntualmente, en su obra y en la búsqueda que tiene con la misma, “va en señalar lugares olvidados y lo que queda de esos lugares, y como los cuerpos se relacionan y se fusionan. El cuerpo humano, mi propio cuerpo y los cuerpos físicos, de las casas, de la naturaleza”. Una forma para ella de señalar algo que ya no es pero que tiene un potencial, demostrando lo que queda y lo que sucedió en esos cuerpos.
Considera que, hubo un momento “bisagra” en su vida, dónde no se situaría dónde está hoy. Dónde se puso a estudiar una carrera por la “inercia misma” de lo que había estudiado en la secundaria, algo que más o menos le gustaba y generaba ingresos. Pero también tuvo un momento dónde se visualizó y vio que su deseo estaba en otro lado, que quería dedicarse al arte.
Un pensamiento que siguió su rumbo y desembocó dónde se encuentra hoy. Queremos felicitarla por su gran compromiso con la transmisión, con el arte, por siempre apostar a más. Los invitamos a que vean el gran trabajo que realiza.

Compartir en: