Press "Enter" to skip to content

Se controló un foco positivo de triquinosis en la localidad bonaerense de Bragado

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Personal del Centro Regional Buenos Aires Norte, localizó el criadero y tomó medidas sanitarias, evitando el consumo de la carne.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) interdictó un criadero de cerdos, en la localidad bonaerense de Bragado, por arrojar resultado positivo de triquinosis en uno de sus animales, evitando que la carne parasitada ingrese al circuito del consumo.
Habiendo realizado el protocolo de actuación sanitaria correspondiente y el seguimiento epidemiológico indicado por la norma, la veterinaria del Senasa de Bragado, Andrea Díaz de Tuesta -en jurisdicción de su Centro Regional Buenos Aires Norte- se dirigió hacia el “establecimiento origen”(del cual provino el cerdo positivo a triquinosis) para interdictarlo y realizar acciones correspondientes en el lugar.
“Culturalmente, durante el invierno se realizan faenas caseras de cerdos, en distintas localidades del país, en este caso detectamos, en la localidad de Bragado, un caso positivo de triquinosis, cuando la carne del cerdo fue analizada en el frigorífico local lo que activó el protocolo sanitario de control y posibilitó la interrupción de la carneada, se procedió al decomiso de la carne evitando así que los productos alimenticios lleguen a ser consumidos”, aseguró Andrea Díaz De tuesta.
“Es así que ante la detección de estos casos lo que hacemos es interdictar los animales convivientes con el animal que arrojó resultado positivo de triquinosis y proceder a su identificación individual, para luego realizar la posterior faena controlada en frigorífico”, explicó Díaz de Tuesta.
Es importante recordar que la triquinosis es una enfermedad zoonótica (se transmite del animal al hombre), y que las personas se enferman al consumir carne de cerdo mal cocida o sus sub-productos elaborados (como chorizos, salames, bondiolas, etc.) que estén infectados con las larvas de Trichinella.
Con el fin de evitar estas situaciones de potencial riesgo para la salud, todo tenedor o productor porcino (tenga un criadero para consumo personal o realice una producción a escala), debe acercarse a la oficina del Senasa, para asesorarse sobre cada uno de los pasos sanitarios que debe cumplir tanto en la crianza del cerdo como al momento de realizar su faena.
En cada uno de los municipios, estas tareas de prevención y control higiénico-sanitario las realiza el Senasa junto con referentes del área de Bromatología o de la Dirección de Zoonosis local y están destinadas a resguardar tanto la elaboración de criadores responsables, como la salud de los consumidores, dejando en claro, cuando hay triquinosis los cerdos no presentan síntomas y que su detección sólo se logra analizando al animal muerto.
Las personas que contraen la enfermedad deben prestar atención a los siguientes síntomas: fiebre, diarrea, hinchazón de párpados, vómitos, picazón en la piel, dolores y dificultades motrices. Esta enfermedad tiene un fuerte impacto en la salud humana.
Para mayor información comunicarse con la sede del Centro Regional Buenos Aires Norte, en la localidad bonaerense de Chivilcoy, a los teléfonos (02346) 436271/72/73, o dirigirse a la oficina del más próxima a su criadero.

Fuente: argentina.gob.ar

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin