Press "Enter" to skip to content

Se implementa un nuevo sistema de circulación dentro del Hospital y amplían la capacidad del área de cuidados intensivos

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Además se informó que se estableció un sector para la atención y tratamiento para pacientes positivos y sospechosos de COVID-19.

Las autoridades del Hospital Municipal, en conjunto con el área de Salud del municipio y el Comité de Emergencia Sanitaria conformado por la pandemia de Coronavirus; trabajaron conjuntamente en la diagramación de un nuevo esquema para el funcionamiento del sistema sanitario.
Si bien la situación en el distrito parece estar controlada, permanentemente se habla de la necesidad de estar preparados ante la posibilidad de que comiencen a aparecer casos de COVID-19.
Para ello durante etas semanas se hizo un trabajo importante para la reestructuración del edificio del nosocomio local y fue reacondicionado el espacio donde está previsto el funcionamiento de lo que un futuro está proyectado el “centro materno infantil”.
Uno de los cambios más notorios es el ingreso a la guardia, que desde ahora será por el hall central.
Allí se montó la carpa donde se evaluará, mediante el sistema TRIAGE, la derivación de cada paciente según el cuadro que presente.
Se calificará en “paciente febril” o “no febril” y se dividirá la circulación en pediátrico, adulto y embarazadas.
“Ante el contexto de la pandemia es fundamental mantener el distanciamiento social por eso hemos readaptado el viejo edificio de nuestro hospital” señaló la Dra. Mónica Pussó en un video publicado por la Dirección de Prensa de la Municipalidad.
El Dr Gustavo Echave, director asociado del Hospital Municipal San Luis, explicó que en la carpa donde se realizará el TRIAGE se establecerá el cuadro del paciente ambulatoria y tanto los pediátricos, como adultos y embarazadas tendrán caminos diferentes.
“Habrá una línea roja que el adulto tendrá que seguir en caso de tener fiebre y lo conducirá a una sala de espera exclusiva para el ‘adulto febril’, en tanto que si no presenta fiebre deberá seguir una línea verde que lo llevará a una sala para ‘adulto no febril’. Lo mismo será para los pediátricos que también contarán con dos salas de espera” detalló.
En el caso de las embarazadas habrá otro recorrido que desemboca en una sala de evaluación.

TERAPIA INTENSIVA Y ADAPTACIÓN DEL NUEVO SECTOR
El Hospital San Luis se encuentra preparado para la atención de pacientes que presenten cuadros graves por COVID-19. Para ello se elevó la capacidad en el sector de cuidados intensivos aumentando a 8 la capacidad de respiradores y se acondicionó un office de enfermería.
Dentro del área, en la parte de “terapia intermedia” se cuenta con 3 respiradores mecánicos y un filtro purificador de aire con filtro HEPA; mientras que en el sector de mayor complejidad hay 5 respiradores mecánicos, monitores y bombas más dos purificadores de aire con filtros HEPA.
En el edificio donde en un futuro funcionará el “Materno Infantil” se preparó un área para la atención de pacientes positivos y sospechosos de COVID-19.
Será el “Área COVID”, el cual fue remodelado y acondicionado a nuevo para la atención e internación de aquellas personas que tengan el virus o tengan síntomas que lo definan como “sospechoso”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin