Semana mundial de la lactancia materna

En esta oportunidad, dialogamos con Paula Carnevale, ella es puericultora y se encuentra en las instalaciones del Centro de Intervención Temprana, brindando acompañamiento y contención.

Como todos los años, desde el 1 al 7 de agosto, en más de 170 países se llevan a cabo actividades donde se busca dar visibilidad y promoción necesaria a la lactancia.

Año a año, esta fecha, viene acompañada por un lema, y este 2022 el mismo es “IMPULSEMOS LA LACTANCIA MATERNA, APOYANDO Y EDUCANDO”, este, tiene como objetivo principal mejorar la práctica de la lactancia y la salud, presente y futura, de los bebés y su progenitora.
Desde el año 2016 está semana “se alineó” así lo menciona la asesora en lactancias y crianzas, esto fue con el objetivo de buscar un desarrollo sustentable, “tengamos presente que la lactancia es ecológica, mejora también la economía de los hogares y equipara desigualdades”.
La Asamblea Mundial de la Salud, desde el 2018, respalda (en su efectiva estrategia de promoción y difusión) estos días tan importantes en nuestra sociedad.

Se cuentan como principal, cuatro objetivos:
-INFORMAR, a las personas de su papel en el fortalecimiento de la cadena efectiva como apoyo a la lactancia materna.
-ESTABLECER, la lactancia materna como parte de nutrición óptica, intentando lograr seguridad alimentaria y reducción de las desigualdades.
-INTERACTUAR, con toda la comunidad y organizaciones de toda la cadena efectiva de apoyo a la lactancia materna.
-INCIDIR, a la acción, pudiendo fortalecer la capacidad de los actores y los sistemas para un cambio transformador, un cambio necesario, tal así como su apoyo.

Paula, menciona que, debemos recordar cómo sociedad, que dar la teta es la forma más óptima de aportar nutrientes al bebé para un crecimiento saludable, nutrición e hidratación, “la lactancia es un factor protectivo para los bebés y las mamás, previene enfermedades y fortalece el vínculo amoroso”.
Debemos saber que es extremadamente necesario recibir apoyo, no solo familiar y del entorno que rodea, sino también desde la comunidad, la sociedad, que tanto juzga y señala, “desde los espacios de estudio y laborales podemos generar acciones concretas, con lactarios y sitios seguros e higiénicos para extraer y conservar la leche, respetando la reducción horaria por ley y así fomentar la práctica. Porque la lactancia no es sólo técnica, es práctica y sostén por eso la información certera y el contexto juegan un rol fundamental”.
Por eso, en Rivadavia 1955, el espacio donde se encuentra el CIT, se encuentran atendiendo consultas conjuntas de las familias en pediatría y puericultura. Y toda esta semana, celebran con acciones concretas e información. Por dudas o turnos pueden acercarse a la dirección anteriormente mencionada o al número 11 5815 4548.

Compartir en: