Senadores de Juntos piden por una urgente solución a la falta de gasoil

En un comunicado volvieron a reclamar de la crisis que afecta a diversos sectores productivos.

“La Provincia de Buenos Aires se encuentra en estado de alerta naranja con un promedio de suministro de gasoil de 20 litros por unidad”, consignó la Federación de Argentina de Entidades Empresarias de Autotransporte de Cargas (FADEEAC), y el bloque de senadores bonaerenses de Juntos reiteró su “preocupación por la situación de desabastecimiento de gasoil en los últimos meses”.
Los legisladores explicaron que “el gobierno Nacional está aplicando las mismas recetas que no funcionaron durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que fueron una de las principales causas de la actual crisis energética que estamos viviendo”.
Indicaron, a su vez, que “el problema se agrava cuando tenemos en cuenta la inflación exorbitante, el aumento de los precios y los salarios desactualizados”, y alertaron “al Gobierno hace varios meses para que tome medidas urgentes antes de la llegada del invierno. No fuimos escuchados y hoy sufrimos las consecuencias”.

En su momento la senadora radical Érica Revilla había presentado un proyecto para que el gobernador Axel Kicillof que adopte medidas preventivas. Fue cuando el problema se tornaba cada vez más preocupante al conocerse que en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires se enfrentaba la escasez de combustible.
El proyecto expresaba que veía con agrado que el Poder Ejecutivo “se dirija al Gobierno Nacional a los efectos de solicitarle la implementación de un plan de contingencia que responda inmediatamente a la escasez o cuotificación del gasoil que afecta principalmente al transporte y al sector primario de la economía ante el desarrollo de la campaña agrícola en todo el país y, particularmente, en la Provincia”.
También hizo conocer su parecer otra senadora días pasados: Flavia Delmonte. “Es una vergüenza lo que está pasando con el gasoil –había expresado-, el país está prácticamente paralizado, no se puede trabajar en el campo, los camiones que trasportan mercaderías casi no funcionan”, frase que cobra vigencia día a día ante la crisis palpable.

Compartir en: