Press "Enter" to skip to content

“Ser productor agroecológico hoy, es una acción revolucionaria”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Así lo expresó María José “Chachi” Montiel, productora, docente y facilitadora agroecológica. Junto a su pareja, Albano, impulsan el emprendimiento “Chacra el Jahuel”, uno de los cuatro establecimientos bragadenses reconocidos por la Provincia de Buenos Aires.

Recientemente, el Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires, certificó a cuatro emprendimientos en nuestra localidad como agroecológicos, es decir que sus producciones se realizan en armonía con el medio ambiente. Por esta razón desde “La Voz”, consideramos oportuno, en el Día del Agricultor, entrevistar a una de estas productoras reconocidas, quien además es docente y facilitadora agroecológica. María José Montiel, conocida por todos como “Chachi”, junto a su marido Albano, llevan adelante el emprendimiento “Chacra el Jahuel”, donde viven desde hace 18 años, pero que como emprendimiento productivo tuvo su inicio coincidentemente con la Feria Franca, con lo cual estarán cumpliendo en diciembre diez años de vida. A lo largo de este tiempo su producción fue variando, siendo en sus inicios un cultivo de zarzamora, migraron posteriormente a la avicultura, criando pollos de campo por casi dos años, para luego centrarse en lo que hoy los satisface productiva y económicamente: la horticultura la cual siempre habían hecho, pero a escala menor.

SER AGRICULTORA AGROECOLOGICA
Consultada sobre que implica hacer una horticultura ecológica hoy, María José nos comentó “…esa es la única manera que sabemos de producir. Nuestra hija tenía tres años y arrancamos con nuestra primera huerta utilizando el manual del INTA PROHUERTA. Fue así que arrancamos con las prácticas de la producción orgánica”. Explicó que hablar hoy de agroecología tiene muchas implicancias y no solo el no uso de agroquímicos o productos de síntesis química.
En el Jahuel, están trabajando actualmente lo que se denomina agricultura regenerativa, donde el foco está puesto en el suelo, con sus respectivas rotaciones y abonados, lo cual implica una menor cantidad de enfermedades y plagas en las plantas. Para esto se han formado con uno de los máximos exponentes en la materia como es el colombiano Jairo Restrepo, asistiendo a cursos y su diplomatura.
“Alimentar al suelo, cuidarlo y tenerlo bien nutrido, nos dará plantas sanas y por ende si nosotros las consumimos estaremos sanos también. Nosotros hace años que no utilizamos productos para combatir plagas o enfermedades y cuando hemos tenido que utilizar algo ha sido biológico y en muy pequeña escala”, expresó.
Al preguntarla respecto a estas prácticas aprendidas y sus resultados, Chachi explicó que, en muy poco tiempo, desde que utilizaron estas técnicas vieron resultados importantes. “Esos cambios no se dieron solo en lo productivo, se dieron también en la forma de ver, de observar la dinámica del suelo”.
Aclaró que, si bien utilizan la práctica de la agricultura regenerativa, existen muchas corrientes agroecológicas y que uno debe estar abierto a evaluar y adquirir diferentes conocimientos que puedan adaptarse y ponerse en práctica. Además, valoró el intercambio entre productores, como una forma de enriquecer con las experiencias estas corrientes de cultura productivas.

LA DOCENCIA

“Chachi”, además de agricultora agroecológica es docente en la escuela Agrotécnico, lo que le permite enseñar los conocimientos aprendidos en estos años. La experiencia en agricultura termina convirtiéndose en un conocimiento extra para sus alumnos, quienes pueden ver plasmados los conocimientos que adquieren en el aula en sus talleres.
Al respecto María José expresó: “En el Agro lo que tratamos, en los entornos formativos y en la parte práctica, es tratar de que aprendan con el hacer. En mi caso, que estamos con los chicos del ciclo básico y los cuales son niños y niñas que recién arrancan, uno siente que es como un juego”.
Explicó que en el contexto de pandemia se dificultó el trabajo del taller y que hoy que iniciaron con la presencialidad completa los chicos comienzan a tomar conciencia del trabajo en el suelo. “En esa libertad que brinda el movimiento, tratamos que a través del trabajo incorporen los conocimientos, el amor por la tierra y valorar la cultura del trabajo…”, manifestó.

LA CERTIFICACIÓN AGROECOLÓGICA
El Jahuel, recientemente recibió la certificación agroecológica junto a otros productores bragadenses como, Carolina Ramos, de Cultivos Catalpa; Tomás Roldán, de Reina de Macedonia (apicultura) y Daniel Alonso, de La Permanecia (harinas), por parte del Ministerio de Desarrollo Agrario de la Provincia de Buenos Aires.
El ministerio viene impulsando a través de un programa que se llama “alimentos bonaerenses”, el sistema de producción agroecológica. Consultada sobre esto, Chachi nos expresó “…estamos muy contentos con lo que está pasando. Hay mucha gente joven, con muchas ideas, mucha militancia en la agroecología, donde entre otras cosas se confeccionó un registro de productores agroecológicos a nivel provincial”.
Explicó que los aspirantes deben inscribirse y son sometidos a visitas, donde certifican la producción ecológica tras someterlo a evaluación. El ingreso a este registro les permite formar parte de la red de productores agroecológicos certificados, como así también poder acceder a créditos a tasa baja para el desarrollo de sus emprendimientos. “Ese es un reconocimiento para nosotros que está buenísimo, nos da la posibilidad que la gente nos conozcan y que sepan que la producción que realizamos está certificada agroecológicamente”, valoró.

FACILITADORA EN AGROECOLOGIA
Por otra parte, dentro de este programa se abrió un curso el año pasado para formar facilitadores en agroecología. En este sentido María José se inscribió teniendo la suerte de ser parte de la primera cohorte de 150 alumnos sobre más de 1000 aspirantes. “Esto nos permite trabajar en red, lo cual es fundamental. Mi trabajo final lo desarrollamos junto a Paula Yacovino (quien actualmente es la técnica del programa PROHUERTA en Bragado); al finalizarlo podíamos presentar proyectos y tenemos la suerte que el nuestro fue uno de los dos aprobados en toda la provincia”, manifestó. Ese proyecto aprobado, es el curso de producción hortícola agroecológica que actualmente se está dando en la huerta municipal de La Limpia.
Para finalizar le solicitamos una reflexión sobre lo que implica hoy ser agricultor, a lo que respondió: “Ser productor agroecológico hoy, es una acción revolucionaria. Producir nuestros propios alimentos y para los vecinos de nuestro pueblo, a un precio justo para las personas y para nosotros, sabiendo que estamos vendiendo alimento primario sano y fresco, reitero, es una acción revolucionaria”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin