Press "Enter" to skip to content

Sin restricciones, pero…

El 10 de agosto de 2021 el Ejecutivo municipal declaró la fase general en el distrito de Bragado, teniendo en cuenta la situación epidemiológica de la ciudad. Desde entonces, las restricciones sanitarias se diluyeron y sólo se conservaron los cuidados pertinentes. Sin embargo, y debido a la alza de casos de Covid en nuestra localidad, los vecinos parecen haber tomado cierta conciencia para evitar contagios en la zona.

Por ejemplo, durante año nuevo, el reconocido boliche Willi’s decidió no abrir sus puertas. Querían evitar la propagación del virus, según lo comunicaron a través de sus redes sociales. Al mismo tiempo, los hisopados en el CAPS El Bajo y en el hospital San Luis habían aumentado significativamente. De acuerdo con el boletín oficial, entre los días 25 y 31 de diciembre se realizaron 831 hisopados, de los cuales seis corresponden al sábado 25, y 247 al viernes 31. Es decir, que los hisopados durante las fechas festivas se multiplicaron de forma exponencial.

Es cierto que el aumento de contagios podría ser un factor, pero también cabe la posibilidad de que muchos de los hisopados fueran consecuencia de la preocupación de cierto sector de la población que lo que más quería era evitar contagiar a sus seres queridos. De hecho lo que se escuchaba en la calle es que mucha gente se hisopaba no porque tuviera síntomas, sino para su tranquilidad. Esto es lo que se denomina responsabilidad individual.

Si bien la responsabilidad individual fue muy discutida en las primeras olas del coronavirus, la concientización ha dado sus frutos. Las largas filas para recibir la primera y segunda dosis son un claro ejemplo de ello. Hoy en día 37.675 bragadenses tiene su esquema de vacunación completo. El acto de vacunarse es un acto totalmente voluntario, según se establece, por lo tanto, quien lo hace, lo hace porque es responsable, aunque haya excepciones de obligatoriedad.

Pero destacar esto no implica que desde los organismos gubernamentales deban “relajar” la situación. Sino por el contrario, la concientización ha demostrado ser una herramienta útil contra la escalada de casos. Una campaña de vacunación sin previa sensibilización prevé resultados desastrosos, como los de Brasil. A medida que los bragadenses tomen conciencia de las consecuencias negativas del virus, irán incrementando sus cuidados y el cuidado de sus seres más amados.

Compartir en: