Press "Enter" to skip to content

Sobre la poda de árboles

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Por Gabriel Blaiotta- Daniela Álvarez

En estos últimos años, cuando hemos circulado por las calles de Bragado y localidades, como Warnes y Mechita nos ha llamado poderosamente la atención que ante la llegada del otoño y el inicio de la época de poda de árboles, observamos que muchos han sido literalmente “mutilados», “desgarrados».
Es importante destacar que en el árbol existe un equilibrio o armonía entre su copa, tronco y raíz, ninguna de estas tres partes puede faltarle o ser dañada, porque le ocasiona un perjuicio, se debilita, se enferma, y se acorta su vida. Si se le quita toda la copa a un árbol o gran parte de la misma, se le ocasiona un gran daño, se queda sin ramas para producir hojas, se le quita la capacidad de producir la fotosíntesis, es decir, de fabricar su propio alimento para vivir. Pero no solo perjudicamos al árbol en sí, sino que también a nosotros mismos, porque los beneficios que recibimos de él provienen de su copa. Por lo tanto, la poda siempre provoca un daño al árbol y le saca una de sus partes fundamentales para vivir, entonces se debe podar lo menos posible, solo por motivos necesarios, se debe podar para ayudar al árbol a desarrollarse en el medio urbano, sin ocasionarle un daño.
Por ello, queremos decirles a los vecinos que RECUERDEN que:
-Las ramas de los árboles deben ser podadas cuando obstruyen luminarias públicas, cuando invaden la propiedad privada, o cuando por su situación y/o estado exista el riesgo de que se caigan (ramas secas, quebradas, etc.).
-NO corresponde solicitar la poda de un árbol cuando el mismo se encuentre en buen estado, ni tampoco su poda por motivos tales como el evitar que ensucien la calle o la vereda.
-Una poda mal realizada o la mutilación de ramas, puede provocar infecciones en los tejidos de los árboles, debilitamiento de la estructura y mala cicatrización, tornándose peligroso en épocas de viento intenso.
-La poda debe hacerse solo de manera correctiva, al solo efecto de poder cortar únicamente las ramas que molestan y conservar la forma natural del árbol.
-Las hojas que se caen son un fertilizante natural para el suelo.
-Las copas son el hogar o reparo de muchos animales silvestres.
-En época de intenso calor, todos queremos encontrar un lugar para dejar el auto o descansar bajo la sombra…
-Seguramente Uds. conocen más razones, que justifiquen el cuidado el arbolado urbano, por ejemplo: controla la contaminación del aire, estética, barrera contra vientos y principalmente, recuerden que los árboles, nos ayudan a respirar… seamos responsables y empáticos con la naturaleza. Intentemos cuidad entre todos el arbolado urbano.
Muchas Gracias.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin