“Tenemos muy claro cuál es la doctrina que defendemos, para poder dar debate de cara a lo que viene”

– Lo expresó el funcionario nacional Darío Duretti durante el acto organizado por Casa Peronista y Bragado Unido por el 17 de Octubre

Casa Peronista y Bragado Unido organizó el pasado lunes un acto para conmemorar el Día de la Lealtad en su local partidario. Durante el mismo hubo un solo orador, el funcionario nacional Darío Duretti. En esta nota reproducimos sus principales conceptos vertidos en el encuentro.
Darío Duretti comenzó sus palabras expresando: “Queríamos reflexionar sobre lo que es esta fecha para nosotros, los justicialistas. El 17 de Octubre del 45 es la fecha fundacional para el peronismo, que la tomó la sociedad argentina, no como partido político, sino como movimiento social, que ha elegido a un hombre que había trabajado durante dos años seguidos silenciosamente, en el gobierno nacional, generando toda una estructura nueva para darle a todos los que estaban invisibles en la sociedad argentina.
La posibilidad de ser alguien, de sacar la cabeza, de poder mirar al patrón a la cara y exigir derechos. De tener visibilidad diaria, en su trabajo, con su familia, en su ciudad, en su campo”.
Agregó: “Perón interpretó como nadie lo que necesitaba la sociedad en ese momento. El resto de la historia la conocemos, gran parte de esta Argentina que vivimos hoy, sobre todo, en las posiciones positivas de la historia, se deben a partir de esa decisión del pueblo de generar un nuevo movimiento social y político que encarnó en Perón lo que luego fue el Justicialismo, con una doctrina, con un pensamiento nacional, con una idea de país, con una idea de sociedad organizada. En el tiempo, desde aquella fecha hasta hoy, con distintos nombres, siempre se ha debatido entre peronismo y anti peronismo, entre pueblo y anti-pueblo. El peronismo representando mayoritariamente al pueblo, a los argentinos y argentinas, las corporaciones o quienes ocupan lugar de privilegio en esta sociedad jugando para su cancha”.
El funcionario nacional reflexionó entonces. “En el día de hoy, la resignificación de nuestra historia, muchos les dicen a ustedes, que están permanentemente haciendo alusión a Perón y Eva y que siempre volvemos a lo mismo. El problema no es que nosotros estemos haciendo alusión a la doctrina de Perón y Eva Perón. El problema es que seguimos teniendo como sociedad, los mismos problemas que visibilizaron Perón y Eva Perón hace más de 70 años. Cambian los nombres, tal vez no sea hoy las 8 horas de trabajo, o tal vez sí. Tal vez no sean las vacaciones pagas, por ahora y mientras gobernemos nosotros, pero ya hay proyectos políticos que hablan de abolir todo ese tipo de conquistas que los trabajadores tienen en el tiempo. No estamos en 1945, pero si miramos los conflictos que tiene hoy la mayoría del pueblo argentino parecen ser los mismos”.
En este punto Duretti puso la mirada en el justicialismo al decir, “Hacia donde tenemos que ver los justicialistas ahora, es qué hacemos ante esta dicotomía que se nos presenta social, política y económicamente en la Argentina de hoy. Si tomamos la actitud de Perón y Eva en el 45’, o los de la Sociedad Rural y la oligarquía del 45’. A mi criterio eso debemos preguntarnos hoy, 17 de octubre, la resignificación que tiene ser peronista hoy y estar del lado de la cuerda que nos enseñó el pueblo argentino cuando eligió, hace más de 70 años, la doctrina que iba a esbozar Perón. Creo que es fundamental que tengamos claro por qué peleamos, por qué doctrina política y filosófica estamos trabajando, para llevar adelante en este 2022 y en el próximo 2023. Tenemos responsabilidades en nuestro frente interno, responsabilidades nacionales, provinciales y locales. Porque se hace peronismo en la cuadra, en la familia de uno, en el municipio que uno vive, en la provincia y en la nación”.
Darío Duretti enfatizó entonces: “Todos tenemos una responsabilidad. Todo militante político del peronismo, o toda persona que se sienta identificado, aunque no milite con los postulados del peronismo, tiene la obligación de tomar postura, de dar el debate. En estos tiempos de extrema necesidad, tenemos algo para decir. Tenemos más de 70 años de historia colocándonos de un lado de la puerta, del lado de las mayorías, de las conquistas sociales, del lado de los que menos tienen para que se integren a una sociedad organizada. Tenemos que tener presente que el peronismo, se creó, nació, con leyes laborales y derechos para los que trabajan. En estos tiempos escuchamos hablar mucho de planes de empleo, de situaciones que están lejos de lo que es el trabajo formal. El peronismo también tiene que representar a esas nuevas expresiones sociales para que el debate de las condiciones económicas en el país, puedan incorporar a quienes son, nuestra base de sustentabilidad, los trabajadores. Los que se levantan a trabajar y vuelven a su casa dignamente, porque no se los regala nadie, ni el estado, ni el privado. No tiene que ser limosna de nadie que se le caiga del bolsillo”.
En este punto de su discurso, Duretti mostró un eje de trabajo al decir “Hay que invitar a muchos compañeros, a que lo piensen de esa manera. A que miren el 17 de octubre del 45, que miren nuestro origen. Nuestro origen no es el estado prebendario o planero como lo llaman, nuestro origen es el trabajo, es el trabajador. El hombre y la mujer que se dignifican y ganan su sustento en la posibilidad de ir a laburar. En eso, capital, trabajo, los movimientos sociales, los gremios y el gobierno, tienen que seguir poniendo el máximo esfuerzo, para que todos tengamos las mismas posibilidades laborales en esta Argentina y con una sociedad de casi pleno empleo. Eso es la felicidad del pueblo de la que nos hablaba Perón. No hay otro tipo de peronismo. Cualquier otra cosa, es otra cosa, pero no peronismo que este teñido por el trabajo del hombre y la mujer argentina”.
Finalizó sus palabras expresando “Quiero agradecerles, esta posibilidad de escucharme… Creo que, en estos tiempos de dificultades, donde nos toca como gobierno, asumir desafíos; tenemos que tener muy claro los que andamos cerca de la política, los que ocupamos cargos públicos y los que nos interesa la militancia, quienes integran el Consejo de Partido, donde está su vicepresidente Germán Marini y los consejeros presentes también; tener muy claro que es ser justicialista hoy. Tener muy claro cuál es la doctrina que defendemos, para poder dar debate de cara a lo que viene, que no va a ser fácil, pero que nosotros sabemos desde nuestra fundación, de dónde venimos, a donde vamos, a quien defendemos y a quien queremos defender en el futuro”.

Compartir en: