Press "Enter" to skip to content

Últimos días para visitar la muestra pictórica de Graciela Cianfagna

-La exposición está a cargo de la Dirección de Cultura

La artista visual Graciela Cianfagna expone la muestra titulada “Pulso”. Las obras están realizadas con restos de cartones de tetra pack, utiliza su reverso. La muestra pictórica se podrá visitar hasta el 13 de febrero en la sala de exposición del teatro Constantino.
Dialogamos con la artista, quien explicó: “la idea de exponer en Bragado fue por iniciativa del curador Miguel Ronsino. Él es el creador del Colectivo Periferia, un grupo al que pertenezco, integrado por artistas de la zona y de CABA. Tenemos una galería en la Boca Galería Periferia. Allí hice esta muestra en enero y luego la llevamos a Bragado, y Claudia Lo Giocofue la intermediaria”.
La muestra se llama “Pulso” y el texto lo hizo la Psicoanalista Alejandra Burela. Son casi todas obras textiles.

Últimos días para visitar la muestra pictórica de Graciela Cianfagna

Graciela es artista visual. Nació en Junín, Buenos Aires, donde vive y desarrolla sus proyectos. Es Licenciada y Profesora en Artes Visuales, se formó en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de la Plata.
Ha desarrollado un largo itinerario iniciándose en los campos del arte impreso y el grabado experimental. Expandió sus investigaciones ampliando su repertorio de lenguajes hacia el arte acción, el activismo, el arte correo y las instalaciones, implicando medios mixtos. Sus prácticas hacen foco en la exploración y la búsqueda de una estética del resto como dispositivo de fijación de la memoria y como rescate de lo efímero y lo desechable.
Durante el 2018 realizó clínica de obra con el artista Miguel Ronsino. En 2019 hizo clínica semiótica sobre sus prácticas con la curadora y artista visual Ana Montenegro (Brasil).
Actualmente transita su formación a través de la Diplomatura: “Artes Visuales, un panorama desde el territorio” organizado por UTN. Seminario “Aproximaciones a algunas operaciones y abordaje de las practicas contemporáneas en arte” coordinado por Andrés labaké. Organizado por Proyecto Púrpura. Realiza “clínica de obra” con Camilo Guinot.

Poema de Alejandra Burela (Psicóloga- Psicoanalista):

“Pulso, es decir latido vital. Pulso, por otra parte, podría ser también firmeza-tino. ¿Cómo ritmar el pulso en femenino? ondular, cortar, estirar, doblar; el tiempo y el espacio coserlos derecho con revés. Antiguo tarlatán, lienzo, té rojo, manzanilla y café verde, ¡qué bueno saber que el café no siempre es marrón! y ahí vamos, cuerpo y trapos. Subversión con trapos, trapos para otra cosa, vestimenta no funcional, vestidura sin imagen. Pero entonces el cuerpo es soporte de la obra, y la obra es revelación de la forma sin figura. Cuerpo sustancia. El mundo está en la obra. Un tetra-pack vaciado de sí mismo, en verdad muchos, cuesta reconocerlos. trozados, hasta obtener pequeñas piezas metálicas, ser marcados de adentro hacia afuera, suturas, y un muro. Muro de piel labrada que se estira o se retuerce. Como si la naturaleza ineliminable infiltrara el objeto proveniente de la elaboración industrial. Luego viraje-viaje a lo diminuto. Rollitos, Bolsitas y Paquetitos. El objeto desmultiplicado, suelto, proliferando. Los rollitos, ¡en línea! pero, aun así, en su caja no encaja. Ella dice que eran papeles reciclados, grabados, que de pronto los enrolló y ¡eureka! Consecutivos, antiguas joyas atadas que ignoran el tiempo. Las bolsitas, telas que habían sido soportes de algunas pruebas, composturas de retazos, y advienen ¿bolsitas? Es así, el artista encuentra. Bolsitas, mejor si son varias, para atrapar o inventar el vacío-los vacíos que hagan falta. Si son de recuerdos, seguro los recuerdos vienen del futuro. Los paquetitos. restos de obras y matrices, coser para reparar y que aparezcan, pum! paquetitos. Paquetitos rígidos, paquetitos rotos, con agujeros que se hacen ojos, oquedad que nos miran. Ahora entiendo: un manto, superficie anti-compacta. Belleza circular que contorsiona. Triunfo rosado y suave, porque en extremos ¡toda envoltura es de agujeros! En fin, la humanidad fantasea con su autodestrucción y teme el agotamiento en varias versiones; el artista, de vez en cuando, celebra lo inextinguible. La obra es sin queja, hay resto”.

Compartir en: