Press "Enter" to skip to content

Un empresario pagó el impuesto a la riqueza y le dejó un claro mensaje a la dirigencia política

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Prefirió no cuestionar el gravamen y abonarlo, pero se dirigió a los funcionarios con un fuerte reclamo.

“Hoy pague el Aporte solidario extraordinario. Ahora te toca a vos”, manifestó Juan Vaquer, dirigente empresario y extitular de la química Dupont (luego fusionada con el gigante Dow), en un mensaje directo a los funcionarios de los tres poderes del Estado. Explicó que su pedido es para que hagan bien su trabajo y por el bien común.

“Te pido, nada más, que hagas tu trabajo, pero que lo hagas bien y buscando el bien común, no tu beneficio personal, ni de tu facción o partido político. Para eso fuiste elegido o nombrado, y para eso se te paga un sueldo”, recalca el abogado hoy alejado del mundo corporativo y focalizado en su pyme familiar agropecuaria en una carta que publicó en el diario La Nación.
El extitular de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ADCE) planteó además que el impuesto a la riqueza es un “pésimo tributo” y que los $200 millones como parámetro “demuestran lo empobrecida que está la Argentina”. En ese punto, el empresario comentó que al tipo de cambio paralelo u oficial, el piso desde el cual se paga representa entre US$1,5 millones a US$2 millones y apuntó: “Eso es el valor de una buena vivienda en cualquier capital mundial. Pero aquí es considerado una gran fortuna y nos demuestra hasta qué nivel se empobreció la Argentina”.
“En ningún otro país ese momento sería calificado como una gran fortuna. A mí me entristeció entenderlo. Mis bienes no son heredados ni los gané en el casino. Son fruto de muchos años de trabajo. Y mi patrimonio está muy lejos de ser una gran fortuna en cualquier nación de ingresos medios”, puntualizó el empresario, hoy alejado de las grandes corporaciones y focalizado en una pyme familiar agropecuaria, en diálogo con el diario Clarín.
Consultado sobre si dudó o no en recurrir a la Justicia, como hicieron otros afectados, por el aporte extraordinario, dijo que juzga a los que fueron a la Justicia, ya que “la gente tiene derecho a que los jueces se expidan” y explicó que en su caso particular reflexionó mucho y terminó por no recurrir a esa opción.
Descongelados: todo lo que habrá que pagar y renegociar a partir de abril
“Sentí que pagar me da una autoridad moral porque, como dice el nombre del impuesto, estoy haciendo un esfuerzo extraordinario. Lo que pido (a los políticos) no es un esfuerzo extraordinario sino que se trabaje con honestidad y transparencia”, remarcó Vaquer.
En ese punto, ante la reflexión de que el pedido puede ser calificado como ingenuo, el dirigente empresario consideró que “dependerá de cuántos se ponen del lado de exigir que se hagan las cosas bien”. ”Si sumamos más gente al lado de los que quieren hacer las cosas bien, sube la probabilidad de conseguirlo. Sueño con un país en el que el Estado sea una ventaja competitiva del sector privado”, afirmó.
Este martes, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficializó la prórroga hasta el 16 de abril para que los cerca de 13.000 contribuyentes con patrimonios de más de $200 millones paguen el gravamen. Además tienen la posibilidad de hasta fin de abril, pagar 20% del impuesto como adelanto y el resto cancelarlo en 5 cuotas iguales y consecutivas.

El empresario que pagó el impuesto a la riqueza y reclamó que los funcionarios hagan las cosas bien. (Foto: ACDE)Por: Juanjo Bruzza

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin