Press "Enter" to skip to content

Una ley, múltiples incidencias y muchas reflexiones

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Se cumplen 15 años de la sanción de la ley 26.061, la Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. Como organización que transitaba el territorio, no dejamos pasar que los niños y las niñas deben ser protegidos y contemplados como sujetos activos de derechos ante la ley y ante la ciudadanía. Este aniversario, es diferente a los demás, la vigencia de la protección de los derechos del niñ@, hoy más que nunca está latente, en una sociedad que reclama contacto pero exige distanciamiento.
Espacios como el nuestro buscan accionar con herramientas desde la prevención para que la urgencia no se vuelva normalidad. La pandemia y sus inevitables consecuencias futuras nos obligan a redoblar nuestros esfuerzos para asegurar los derechos básicos de las infancias y adolescencias en todo nuestro territorio. En un papel están planteados muchos derechos, necesidades básicas, implícitas. Identidad, familia, protección, juego, son palabras que pueden ser borradas o tachadas de la hoja, que es exactamente lo que tenemos que interceptar para así abrazar y transformar la vulnerabilidad en seguridad.
Las normas son necesarias, pero nunca condiciones suficientes para asegurar los derechos de infancias libres. Este es un momento de reflexión y, a su vez, una oportunidad para ratificar nuestro compromiso: ser garantes del derecho a jugar. Jugar es un derecho. A partir del juego en comunidad, con otros y otras, experimentamos, sentimos curiosidad y descubrimos, nos expresamos y aprendemos sin darnos cuenta. Como institución no formal y comunitaria, este es nuestro desafío: construir.
Con ternura venceremos.

Juegoteca Nada en su Lugar

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin