Press "Enter" to skip to content

Vacunas contra la gripe y el coronavirus: ¿cuándo dárselas?

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Los especialistas aseguran que debe haber un intervalo de al menos 15 días entre la aplicación de los distintos antídotos -Además, recomiendan priorizar la del Covid

Cada año se producen hasta 650 mil muertes por enfermedades respiratorias relacionadas con la gripe estacional.
Se acerca el invierno y los síntomas de la gripe común pueden confundirse con los del Covid. La tos, la fiebre, el resfrío, el dolor muscular, de garganta y de cabeza, por ejemplo, son síntomas que nos pueden estar indicando que nos estamos engripando y que coinciden con los que también provoca el coronavirus.
Sin dudas, la pandemia de COVID-19 nos obligó a afinar la auto-observación, empezar a distinguir manifestaciones físicas más específicas y someternos a testeos, aislamientos e hisopados para descartar o confirmar si contrajimos el virus.
-Para protegernos tanto de los virus de la gripe como del Sars CoV-2, se utiliza una herramienta: La vacuna (una para cada tipo de infección). Y mientras la ciencia sigue trabajando en la creación de nuevos y más efectivos escudos contra el COVID-19, empezamos a conocer una batería de inoculaciones, de orígenes y nombres diversos, que prometen convertirse en nuestra mejor arma a la hora de generar la inmunidad que nos resguarde del nuevo enemigo invisible. Pero también, en el marco de la vacunación contra el Covid, empezó a circular cierta duda, casi existencial: ¿cuándo y cómo vacunarnos contra la gripe?

Al respecto, el infectólogo Antonio Montero (M.P. 8.249) ha dicho que, en un principio, habría que dejar pasar 15 días entre la aplicación de los distintos antídotos, es decir, un intervalo de dos semanas entre la administración de la droga contra el covid y la antigripal. Eso, señaló, es fundamental para que no se confundan los posibles efectos adversos de las inoculaciones.
“Si se tiene turno para ambas al mismo tiempo, la recomendación es darle prioridad a la vacuna contra el Covid”, señaló Montero, tras explicar que el virus de la gripe es un virus de ave que se transmite de las aves de corral a las domésticas y después al hombre. “Está el Síndrome Respiratorio Agudo grave (SARS), el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el SARS-CoV-2.
El SARS y MERS son coronavirus emparentados con el SARS-CoV-2 que causa el Covid, pero sin relación alguna con el virus de la gripe. El primero tiene altos niveles de mortalidad, alrededor de un 30%. En cambio, la gripe es un virus totalmente diferente. Los virus influenza son tres: A, B y C. Pero de los tres, sólo el A tiene un comportamiento epidémico”, explicó.

¿Qué puede pasarles a quienes todavía no recibieron la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus?
-El coronavirus se propaga más fácilmente que la influenza y causa enfermedades más graves en ciertas personas. Además, los afectados pueden contagiar por más tiempo y tardar más en presentar síntomas que, de hecho, son muy similares a los de la gripe. Es por eso que es necesario realizar una prueba de detección para descartar el Covid y confirmar el diagnóstico del paciente.
El doctor Omar Sued, presidente de la Asociación Argentina de Infectología, despejó algunas dudas respecto a la manera correcta de recibir la vacunación contra el coronavirus y la gripe:
•La vacuna contra el COVID-19 se aplica con dos semanas de separación de otras vacunas, antes o después. Pero siempre es mejor priorizar la del coronavirus.
•Si la persona recibió la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, tiene que esperar dos semanas para aplicarse otra vacuna.
•Si la persona ya recibió las dos dosis de vacuna de COVID-19, dos semanas después se puede volver a vacunar para lo que sea.
•Recordar que los mayores de 65 años y las personas con comorbilidades (VIH, obesidad, etcétera), además de la vacuna de la gripe (se da hasta el final del invierno), tienen que tener la de pneumonía 13 y pneumonía 23 serotipos, dos vacunas complementarias.
•La pneumonía 13 se da una sola vez en la vida y se puede recibir con la de la gripe.
•La pneumonía 23 se da 8 semanas después de haber recibido la 13, y a los 5 años se aplica la segunda dosis.

LOS QUE ESPERAN LA SEGUNDA DOSIS
La duda puede presentarse en aquellos pacientes que ya se dieron la primera dosis contra el coronavirus y están esperando a ser llamados para la segunda aplicación. Lo que los profesionales recomiendan es darse la vacuna contra la gripe al menos 15 días después. En el caso de ser llamados para la segunda dosis antes de las dos semanas después de aplicado el antídoto contra la gripe, hay que pedir la postergación de la cita.

foto

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin