Press "Enter" to skip to content

“Vencer para Vivir”: Prevenir es llegar a tiempo

Dialogamos con el encargado de que día a día, los jóvenes puedan encontrar un propósito en su vida. Hablamos de Julián Coronel, director de la Quinta 7, Vencer Para Vivir.

Esta granja, se encuentra integrada por chicos con adicciones, que van en busca de ayuda para poder cambiar su vida. Es una escuela de vida, de internación totalmente voluntaria, que cuenta con un tratamiento privado de 24 meses de duración.
En el año 2018, específicamente el día 30 de septiembre, ellos llegaron a Bragado, con 7 chicos que ya se encontraban en tratamiento contra las adicciones en la sede de Pilar. Ellos, se instalaron en una casita de barro en Máximo Fernández, con muchas carencias, con miedos e ilusiones.
“Allí comenzó este hermoso sueño de vencer en Bragado, que no era solo nuestro, si no que era también de varias familias recuperadas que habían estado en Pilar”.

“Vencer para Vivir”: Prevenir es llegar a tiempo

Su comienzo fue difícil, se encontraron siendo criticados, humillados, juzgados, pero siempre sostuvieron que con amor y ganas se puede salir de cualquier situación, y eso, fue lo que los mantuvo con fuerza y esperanza.
En la quinta de Máximo Fernández lograron crecer, obtuvieron algo tan importante como es la luz, eso significó que la parte del pueblo que estaba en la misma situación que ellos pudo acceder también a este servicio.
Pero al ver que la cantidad de internos crecía y que el acceso al pueblo por momentos se volvía complicado para las visitas, decidieron venir más cerca del “corazón de Bragado”.
Así fue como un mes antes del comienzo de la pandemia iniciaron con la construcción de la nueva sede (cruzando el puente del barrio La Carlota.
“Donde LAMENTABLEMENTE hoy habitan 37 chicos, digo lamentablemente porque no nos hace felices la situación que están atravesando, la mayoría de los chicos de nuestra sociedad, lo ideal sería que no tengan la necesidad de una recuperación” menciono Julián.
En la granja, cuentan con una metodología de trabajo llamada “escuela de vida”. El tratamiento que reciben los que se encuentran allí es una REEDUCACIÓN basada en amor y límites.

“Vencer para Vivir”: Prevenir es llegar a tiempo

Todos los días se levantan seis y media de la mañana, comienzan el día desayunando, luego corriendo 20 minutos y continúan con su tarea de labor terapia, distribuida en sectores, animales, huerta, carpintería, cocina, parque.
Cuentan con un equipo de trabajo que se encuentra conformado por una psicóloga, coordinadores externos y un consejero de crecimiento personal, también realizan reuniones grupales de autoayuda.
“Nuestro objetivo es brindarles a los chicos las herramientas necesarias para ser hombres de bien. Que sueñen, crean, crezcan y encuentren un ideal de vida. En fin, que sean felices”.
En la actualidad se encuentran terminando la escuela, algo muy importante para su crecimiento personal y profesional. También, están aprendiendo a hacer diferentes trabajos, se les brinda un oficio, donde les demuestran de lo que son capaces y mucho más.
Se han dedicado a brindar charlas, donde cuentan sus testimonios, te hacen ver que realmente no estás solo y que siempre se puede salir. Y que se puede, volver a vivir la vida, disfrutar de la misma y de quienes te acompañan en ella.

Compartir en: