Press "Enter" to skip to content

Violencia digital: Ley Belén y Ley Olimpia

El pasado 11 de julio se presentaron los proyectos de Ley Olimpia y Ley Belén en el Congreso, un proyecto de ley que busca tipificar como delito la difusión no consentida de material íntimo, con sanciones que contemplan fuertes multas y prisión de dos a ocho años, y otro que propone incorporar a la violencia digital como violencia de género. La diputada Mónica Macha, del Frente de Todos, fue quien presentó el proyecto Ley Belén, buscando incorporar al Código Penal Argentino este tipo de delitos y violencias machistas/patriarcales.
El proyecto que se está presentando en el Congreso parte del caso de Olimpia Coral Melo, una activista mexicana que impulsó la creación de una Ley contra el acoso digital, aunque la primer iniciativa nace a partir del triste suceso de Belén San Román, una joven policía de 26 años, de nuestra ciudad, quien se quitó la vida luego de sufrir difusión no consentida de material íntimo, el año pasado. Tobías, con quien tenía una relación, había viralizado un video y fotos suyas para extorsionarla, hostigarla y amenazarla. Tobías está detenido por robo desde 2018. Nunca recibió una pena en relación a la extorsión o muerte de Belén.

Violencia digital: Ley Belén y Ley Olimpia

Cabe mencionar que la Ley Belén también abarca condenar, no sólo a quien viralice material íntimo sin consentimiento, sino también a quienes lo comparten. En ese sentido, es necesario acompañar a la ley con capacitaciones y charlas de instituciones que logren cambiar la conducta cultural machista que existe en la sociedad.
Establece que “se aplicará prisión de tres meses a dos años y el doble de la multa establecida en el artículo 155° a quien, por cualquier medio, sin autorización de la víctima o mediando engaño, videograbe, audiograbe, fotografíe, filme o elabore, documentos con contenidos de desnudez, naturaleza sexual o representaciones sexuales explícitas”.
Asimismo, dispone que “se aplicará prisión de tres meses a tres años y el doble de la multa establecida en el párrafo anterior a quien por cualquier medio, y sin autorización de la víctima, difunda, publique, envíe o de cualquier manera ponga al alcance de terceros los documentos referidos en el párrafo anterior obtenidos con o sin mediar su consentimiento”.
Según el texto, las penas se aumentarán en un tercio cuando el delito lo comete una persona mediante violencia de género, o si el hecho se comete con fines de lucro; o por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión o contra una persona menor de edad.
Olimpia Coral Melo fue víctima de violencia digital al difundirse un video íntimo suyo cuando tenía 18 años. Encabezó la iniciativa para reformar el Código Penal mexicano y la ley local de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Actualmente, en aquel país se considera delito y está penado.
En la Argentina, el proyecto con el mismo nombre propone modificar la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres para incorporar a los espacios digitales como ámbitos en los que puede suscitarse violencia.

Violencia digital: Ley Belén y Ley Olimpia

Mónica Macha expresó en redes: “La historia de Olimpia es conmovedora y a la vez es la historia de muchas mujeres en el mundo. Fue víctima de la difusión no consentida de un video sexual que fue viralizado y alcanzó a todas las personas que ella conocía en diferentes ámbitos de su vida.
Las afectaciones que vivió fueron profundas y dolorosas. Fue el amor y el apoyo de su madre lo que la impulsó a darse cuenta que ella era una víctima y no la culpable de toda la ola de agresiones y violencias que recibió por parte de personas conocidas y desconocidas, a raíz de la difusión de ese material.
Cuando buscó acceder a la justicia, las autoridades se burlaron de ella y concluyeron que no había delito que perseguir, fue así que decidió cambiarlo todo.
Porque si este mundo no está listo para respetar la vida de todas las personas, lo que hay que cambiar es el mundo, no a las personas.
Ha impulsado la Ley Olimpia que, si bien debe adecuarse a los diferentes contextos jurídico-sociales de cada país, es en esencia una legislación para proteger la integridad, dignidad, seguridad y bienestar de las personas cuya intimidad sexual es vulnerada a través de la virtualidad y también es una forma de que las agresiones que las vulneran no queden impunes.
Ahora vamos por la Ley Olimpia en Argentina y por La Ley Belén, en honor a Belén San Román.”
Marcelo San Román, padre de Belén, es la cara visible de esta lucha por concretar una Ley que brinde Justicia por su hija. “Tomé la decisión de honrar la memoria de mi hija, para que no le pase a ninguna otra chica”, expresó.

Compartir en: