Vuelve a funcionar la mesa giratoria en la estación Bragado

-Por Alberto Murno

Es de gran satisfacción para el personal ferroviario de Bragado la vuelta al funcionamiento de la mesa giratoria de locomotoras.
Hace alrededor de una semana personal ferroviario de vía y obra de nuestra ciudad con el acompañamiento de personal de Trenes Argentinos, se tomó la decisión de poner nuevamente, luego de casi 30 años, la puesta en marcha de la mesa.

Desde que el estado tomó nuevamente el tráfico de Trenes de pasajeros hubo muchos cambios, desde la compra de material rodante de locomotoras y coches de pasajeros al igual que vagones de carga. Hace tiempo atrás adquirió 2 máquinas 0 km. a la empresa Argentina Materfer, de Córdoba, que hace pocos días la incorporó al servicio del tren 151, que procede de estación Once, por el momento con 3 frecuencias semanales y que se estudia agregar mayor cantidad de servicios entre la estación cabecera y Bragado, con pruebas hasta Pehuajó en un futuro.

La adquisición de esta moderna locomotora Materfer del gran porte MTF 3500 MF 105, hace que se tomen algunas medidas para un mejor servicio y una de ellas es la puesta en funcionamiento de dicha mesa para que cuando el tren regrese a Once lo haga siempre con el capot de la cabina de frente y que los conductores tengan buena visibilidad –y no que vaya cómo se dice en la jerga ferroviaria del cola larga– ya que al tener un motor mucho más largo se hace casi imposible la conducción segura.
Este cronista dialogó vía telefónica con Jorge Omar Arroyo y con total amabilidad nos comentó que es un gran trabajo, ya que hace años está inutilizable, y que comenzó con una gran limpieza del lugar.

Ahora viene la parte técnica, como levantar la mesa, revisar el pivote central, hacer una buena lubricación de ruedas y frenos. Entre anteayer y ayer volvió a girar. Luego vendrá lo más difícil que es colocar los tacos de madera los rieles que van arriba de la mesa, hacer paredes y una buena senda para el personal que invierte la locomotora.
Días arduos para el personal, pero con una gran esperanza que el ferrocarril vuelva a ser el futuro del país.

Compartir en: