Press "Enter" to skip to content

Y un día… volvió el fútbol!!!

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Por partida doble se puso en marcha el Torneo de Primera «Fite» Barrado»
-A primera hora fue goleada de Porteño por 4 a 1 * -Luego hubo igualdad entre Sportivo y San Martín

Luego de la postergación por la lluvia caída en la semana anterior, finalmente se pudo ver rodar la pelota en el fútbol de la liga Bragadense en su división superior.
Con la participación de diez equipos, arrancó el lunes la competencia de Primera, torneo que llevará el nombre de «Fite» Barrado, uno de los jugadores más representativos que tuvo el fútbol de nuestra ciudad.
Obviamente, el escenario de esta vuelta fue el Complejo Municipal, que presentó una linda imagen teniendo en cuenta como había sido castigado días atrás por la lluvia.
Los equipos que tuvieron el privilegio de «poner primera», fueron Club Porteño y Comodoro Py, con arbitraje de Mauricio Ibarguren. Todavía en pandemia a pesar de la notoria baja de casos de Covid, se tomaron recaudos respetando ciertos protocolos con el ingreso del púbico (con un ingreso limitado) y con los protagonistas que aparecieron por diferentes lugares.

Y PORTEÑO TERMINÓ GOLEANDO…
Aunque la imagen de la entrega de Comodoro no pasará por alto, yendo a buscar a pesar de estar abajo por una importante diferencia, el elenco de Cristian Herbalejo, pudo hacerse de un triunfo holgado desde los números…
Sin embargo, hubo que trabajar mucho para lograr abrir el marcador, pero una vez que alcanzó ese objetivo, Porteño tuvo la inteligencia necesaria para sacar provecho de sus oportunidades. Con anotaciones de Subiela y Giampieri (penal), Porteño se fue al descanso por 2 a 0.
La ventaja se estiró apenas dio inicio la segunda etapa, a través de una linda conquista de Jonatan Mansilla, a puro dribling y definición: 3 a 0.
Los de Comodoro venían arrastrando, además, la baja de un jugador (expulsión), pero Diego Aragonés se fue con roja directa y ambos quedaron con diez.
Y eso fue como una luz de esperanza para Comodoro, que antes de la media hora pudo descontar desde los doce pasos (3-1) y aumentó esa ilusión con otra expulsión de Porteño. Sin embargo, Porteño se encontró con un «regalo» producto del infortunio de un defensor y volvió sacar tres goles de diferencia: 4 a 1. Y ya no se volvió a alterar ese marcador hasta el pitazo final del juez.
Un triunfo claro y valioso para Club Porteño que dejó varias cosas que resaltar como la contundencia, pero al mismo tiempo otras para corregir como la ansiedad/reacción de algunos de sus futbolistas.

SANTOS Y ROJINEGROS QUEDARON A MANO
En el mismo escenario se enfrentaron luego los planteles de Sportivo y San Martín, ambos con una base de jugadores con bajo promedio de edad.
En la escuadra «rojinegra» de la vieja guardia apenas quedan apellidos como “Seba” Ríos, Ale Quiroga y Martín Bovio, después todos nombres prácticamente con un puñado de partidos en Primera.
Por el lado del santo, Lucas Aragonés (capitán), como el máximo referente de un equipo que seguramente luchará en igualdad de condiciones con cualquier rival.
Los entrenadores: Cristian Velasco asumiendo ésta responsabilidad en Sportivo, y la «Chona» Aragonés tomando las riendas de San Martín.
Los «santos» se encontraron rápidamente con la apertura del marcador, a través de Emanuel Perafán, capturando un rebote tras una pelota parada.
Sportivo fue progresando en el juego en base al criterioso juego de Sebastián Ríos y la habilidad del juvenil Benjamín Velasco. Luego de media hora de acción Sportivo tuvo el empate a su merced desde los doce pasos y el mencionado Ríos no lo desaprovechó.
El trámite de juego mostró a ambos equipos con mucha intensidad, pero lejos de disponer algún mano a mano para llegar a marcar diferencias en el marcador que seguía igualado.
Quizás fue Sportivo, con un par de pelotas paradas o alguna otra intención individual, precisamente en los pies de Velasco, que hizo trabajar al arquero Hernández para salvar a la valla de San Martín.
Y el «santo» dispuso de un penal para llevarse la gloria. Y en este mano a mano entre Franco Márquez (ejecutor) y Emanuel López (arquero), fue el 1 de Sportivo que se encargó sostener ese empate 1 a 1.

Foto 1: Nicolás Sanz Barrere (Porteño) y Juan Félix Gottschalk (Comodoro), son amigos fuera de la cancha pero rivales adentro.

Foto 2: El plantel de Porteño que debutó con una goleada en este torneo.

Foto 3: Los capitanes de Sportivo y San Martín, juntos a la terna arbitral antes del segundo duelo del lunes.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin