Quesos Los Lube: “tener una empresa familiar es un legado de orgullo, de pasión por el trabajo y un objetivo común para los que vienen”

Desde 1964, cuando Juana Doeswijk y Juan Manuel Luberriaga deciden iniciar el tambo y la fabricación de quesos, pasaron cuatro generaciones de productores. Hoy apuestan a seguir creciendo y generando trabajo digno.
Juana Doeswijk pone sus pies en suelo argentino con 19 años (1949). La mayor de los 13 hermanos Doeswijk y especialista en elaboración de queso Gouda, tradición heredada de sus abuelos. Al llegar a Los Toldos, con sus padres y hermanos, recurrieron a la antigua receta familiar de queso Gouda y comenzaron a elaborar como lo hacían sus abuelos.
En 1955 se casa con “el vasco” Juan Manuel Luberriaga, él tenía tambo y ella su tesoro “la receta del queso más rico”. En 1964, juntos, dan nacimiento al queso “Santa María”.
La “Oma” Juana, con sus 94 años es la segunda generación en la elaboración de Gouda en Los Toldos, sus 8 hijos, 38 nietos y 36 bisnietos llegan a la quinta generación de expertos en quesos de Los Toldos. Hoy con el nombre “Los Lube” sus 8 hijos Juan, José, Carlos, Pedro, Luis, María Inés, Teresa y Martín te cuentan la historia.
¿Pueden contarnos la historia de cómo nació Santa María, cómo fue evolucionando y cómo llegó hasta hoy?
José y Juan.- Santa María nace del sueño del matrimonio de dos pioneros, don Juan Manuel Luberriaga y doña Juana Doeswijk en el año 1964 con la idea de crear fuente de trabajo y agregado de valor a lo producido en su campo. Así y con la marca Santa María, (así es el nombre del campo) nace el emprendimiento de elaboración de quesos con leche producida en el mismo establecimiento que continua hasta el presente como empresa familiar ya entrando con la tercera generación con nuevo nombre (Los Lube) pero la misma historia.
A esta altura y con el reconocimiento de la empresa ¿Por qué nuevo logo, nueva imagen? ¿Qué significa y qué buscan?
Pedro y María Inés.- La continuidad de la empresa, depende en gran parte de las nuevas generaciones, es lógico que haya nuevas ideas, nuevos proyectos. Es por eso que escuchamos sus inquietudes, en la parte de producción, marketing, difusión, canales de venta, etc. Y en función de esas nuevas ideas se van produciendo cambios que suman valor agregado al producto y van moldeando la identidad que queremos mostrar y en fin lo que somos.
¿Cuál es la actualidad de la empresa en materia productiva?
Martín y Luis.- En la actualidad la empresa cuenta con un tambo con capacidad para ordeñar 24 vacas a la vez, con espera de otras 24. Un estabulado para albergar 300 vacas aproximadamente con la posibilidad de tener 5 rodeos diferentes según las categorías, vacas paridas/calostro, vacas frescas, rodeo de alta producción, rodeo de vaquillonas y rodeo de baja producción que son las próximas a secarse. El estabulado cuenta además con aspersores y ventiladores para bajar la temperatura en épocas de excesivo calor, mejorando así el bienestar animal. Cuenta con una planta o patio de alimentos con diferentes celdas que permiten conservar los diferentes alimentos de la dieta de animales, harina de soja, cascara de soja, malta, expeller de soja, sales, maíz molido. La dieta que se les ofrece a las vacas es de tipo TMR (dieta totalmente mezclada), es completa y balanceada en proteína, hidratos de carbono y complementos minerales nos permite producir una cantidad y calidad de leche continua a lo largo de todo el año sin ninguna modificación obteniendo un queso de alta calidad y buenos nutrientes.
¿Cuántas vacas tienen en ordeñe y qué cantidad de litros diarios producen?
Hoy estamos con 430 vacas en ordeñe con un total de 500 vacas en producción. Las hembras se recrían para reposición y los machos se destinan a invernada y faena. Los litros diarios fluctúan de 32 a 35 lt/vaca/día en promedio.
Estamos utilizando los desechos del campo como fertilizates (compost), luego de un proceso de estabilización disminuyendo los residuos generados y el impacto ambiental.
Actualmente contamos con 1130 ha, el 70% del uso de la superficie se destina a agricultura y el 30% restante se destina a ganadería extensiva (vacas de cría) aprovechando las partes menos productivas del campo donde no se puede hacer agricultura.
Son una gran fuente de empleo directo e indirecto…
Contamos con más de 30 empleados en los distintos sectores, tambo, inseminación, guachera, taller, tractoristas, fábricas y administrativos y además en la cadena de comercialización interviene más gente.
¿Hay mercado para tanta producción? ¿Qué tipos de queso producen en la actualidad?
Los mercados donde se comercializa nuestra producción son locales Los Toldos, 9 de julio, Bolívar, Chacabuco, Junín, Bragado, 25 de Mayo, Chivilcoy, Misiones, Villa La Angostura, Tandil, Rufino, Rosario, Gran Buenos Aires y Capital Federal.
Los tipos de quesos que producimos son Gouda, Gouda saborizado, Regiano, Sardo, Provoleta y Pepato.
Con esta idea de crecimiento a la que vienen apostando como empresa familiar ¿Qué futuro proyectan?
María Inés y Teresita.- Con una trayectoria de 60 años, el objetivo último de nuestro establecimiento ha tenido siempre, como factor prioritario, la transformación de la producción primaria agregando valor a la materia prima y obteniendo así, productos terminado. Apostando al desarrollo local nos embarcamos a este proyecto, ya con la tercera generación con la que venimos trabajando con gran entusiasmo y dedicación.
Se puede seguir creciendo con estos vaivenes económicos, con los imponderables del clima, etc.? ¿Cómo se hace?
Pedro y Luis.- Siempre con la esperanza en que el próximo año será mejor, tanto en lo climático como así también con la esperanza puesta en los responsables en conducir nuestro País. Siempre apostando en producir en el País que eligieron nuestros abuelos.

¿Qué significa para ustedes, como hijos de Juana y Juan Manuel, seguir con este legado?
Carlos y Teresita.- Siempre hay que viajar en el tiempo para comprender la actualidad.
Desde 1963 comienza la inquieta idea de papá de «modificar el objetivo», que hasta ese momento había sido la cría de ganado. Pensaba que ya tenía los primeros 5 hijos varones. Conversó con mamá de su inquietud diciéndole “por qué si tenemos todos esto, no pensamos en algo que le de trabajo a la gente». Es así que va madurando la idea del tambo y la fabricación de quesos.
Hoy, tener una empresa familiar es un legado de orgullo, de pasión por el trabajo y un objetivo común para los que vienen ya sucediéndonos en el proceso generacional.
Con mucha alegría podemos recordar el deseo de papá hecho realidad en más de 40 familias que se benefician teniendo una fuente de trabajo genuino, digno y valorado.
Trabajar en familia respetando los tiempos de cada uno, las propuestas. Ideas, acciones que buscan espacios comunes de encuentros, mates, comidas y festejos es un privilegio único. Amamos esta familia, amamos nuestro lugar.
¿Cómo se imaginan a Los Lube dentro de 10 o 20 años?
Nos gustaría que hubiera una continuidad en el progreso y que la empresa siga dando trabajo digno a mucha gente.

Fuente: Periódico Impacto

Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com