A 6 años del fallecimiento del Padre Liborio

-El querido sacerdote de la Parroquia San Martin de Porres, falleció a los 90 años de edad el 30 de marzo del 2018.

El Padre Liborio Wenceslao Pérez nació en Francisco Madero, pueblo cercano a Pehuajó, el 17 de agosto de 1927. Su madre, María Luisa González, hacía las tareas de la casa y su padre, Liborio Pérez Suárez, era un trabajador rural. Había venido de España y falleció en un accidente, en el año 1971. La familia estaba compuesta además por dos hijas, Bella Ángela y María Termabel (“Meneca”), quienes residen en Alberti. Cuando Liborio tenía sólo 4 años, la familia dejó Francisco Madero, ante una gran sequía y se radicó en la ciudad de Vaccarezza. Ingresó al seminario de Mercedes el 15 de agosto de 1943 y egresó el 6 de diciembre del 53. Gran parte de su ministerio sacerdotal lo ejerció en la parroquia de Ameghino, en donde estuvo por 30 años y en donde supo ganarse un lugar de privilegio en el afecto colectivo. Su siguiente destino fue la parroquia de San Martín de Porres, en donde siguió ejerciendo su vocación con la misma pasión que durante sus primeros años y siempre cercano a los barrios y atento al llamado y a las necesidades de los vecinos.
Sencillez, entusiasmo y entrega por el prójimo, fueron sin lugar a dudas los rasgos que más se destacaron del querido y respetado sacerdote cuya frase preferida entre los jóvenes era “tengo el cuerpo viejo pero el alma joven”. También entre ellos ha dejado una huella imborrable. Así lo manifestó el obispo diocesano Ariel Torrado Mosconi cuando lo despidió: “Estamos tristes por extrañar a quien fue nuestro padre; el padre de los jóvenes que lo lloraron de manera muy especial. Pero tenemos que tener la alegría de la resurrección y el gozo de que Dios nos ha regalado la presencia de Jesús, a través de la vida del padre Liborio”.

Fuente: https://diocesis9dejulio.org.ar/

Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com