Alma gemela o amor de mi vida-Por Gonzalo Ciparelli

A lo largo del tiempo el ser humano ha ido buscando y encontrando conceptos que se relacionen con el amor en pareja.
Me dispongo a encontrar diferencias entre dos conceptos, que al principio no logro encontrarlas. Sin embargo, por medio de la profundización, es posible.
El alma gemela y el amor de mi vida.
Quizá hasta sean antónimos entre ellos. Encontrar a tu alma gemela no es más que encontrar a tu otra mitad, aquella que nació para vos, comparte todo con vos y vos con ella. Recuerdo haber leído cierto libro de mitología en el cual mencionaba que el ser humano estaba compuesto por dos mitades, hasta que en un momento dado, los dioses se sintieron traicionados por este y como castigo decidieron partirlo literalmente a la mitad para que pase el resto de su vida buscando su otra mitad, sintiéndose mientras tanto algo incompleto. Sin ir más lejos, todos pasamos la vida buscando a ese amor que nos haga sentir completos y plenos.
Ahora bien, saliendo del alma gemela y metiéndome en el amor de mi vida, elegiría a este por encima del anterior, ya que el amor de mi vida es una persona que quizá no comparte nada conmigo, no nació para mí como el alma gemela y sin embargo, a través de la construcción que todo amor conlleva, puedo llegar a una relación sana, en la cual hay miles de cosas por conocer de la otra persona, sin caer en el aburrimiento que podría ocurrir con el alma gemela que ya conoce todo de mí.
El alma se encuentra, el amor se construye y en ocasiones o en la mayoría de los casos es más difícil construir que encontrar.
Si deseamos que no duela, centrémonos en buscar a nuestra alma gemela. Pero ahora bien, si deseamos que valga la pena busquemos construir el amor de nuestra vida.
Vuelve a resonar una misma pregunta, nacida del escrito `son amores’
¿El amor eterno, es mejor que aquel que curó las heridas?

Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com