¿Cómo se deben transportar los niños y niñas en el auto?


Existen normativas específicas para el transporte de los más pequeños en automóviles, con el objetivo fundamental de priorizar la seguridad infantil. Para evitar sorpresas, es necesario respetar el transporte seguro de las infancias en vehículos motorizados.
A la hora de abordar la seguridad de los menores en el automóvil, es imperativo seguir pautas específicas que garanticen su bienestar durante los desplazamientos. Una regla fundamental es que los más pequeños deben ubicarse en el asiento trasero y utilizar las sillitas adecuadas para su edad y peso.
Tanto para trayectos breves como para viajes más extensos, se establece que los menores de 10 años deben ocupar siempre el asiento trasero del vehículo, asegurados de manera correcta. Es esencial comprender la magnitud de esta recomendación; por ejemplo, en caso de un choque a 50 km por hora, llevar a un niño de 20 kg en brazos equivale a caer desde la altura de un tercer piso. Este ejemplo, aunque impactante, destaca la vulnerabilidad del cuerpo de los niños frente a movimientos bruscos, subrayando la importancia de acatar las normas de tránsito.
Para lograr un transporte seguro de los niños en automóvil, se deben considerar las siguientes prácticas:

  • Asiento trasero: la ubicación en el asiento trasero proporciona una capa adicional de protección, reduciendo el riesgo de lesiones en caso de colisión.
  • Sillitas correspondientes: la elección y uso adecuado de las sillitas de seguridad es crucial. Estas deben ajustarse a la edad, peso y altura del niño para garantizar una sujeción óptima.
  • Sujeción correcta: es fundamental asegurar que los niños estén correctamente sujetos en sus sillitas mediante los sistemas de retención adecuados. Los cinturones y arneses deben ajustarse firmemente para evitar movimientos bruscos.
  • Choques y dimensiones de seguridad: tomar conciencia de las posibles consecuencias en caso de un accidente ayuda a comprender la importancia de estas medidas. La fragilidad del cuerpo infantil frente a impactos exige precaución y total adherencia a las normativas de seguridad vial.
  • Condiciones del automotor: Siempre se deberá asegurar todas las condiciones para que el auto esté en condiciones de circular y no existan factores del auto que pueden ser factores de riesgo al conducir. Fundamentalmente, el estado de las cubiertas, capota, etc. Siempre es recomendable tener la VTV al día para detectar preventivamente posibles problemas. Los turnos de VTV pueden demorar mucho y por esto es fundamental hacer estos trámites con antelación suficiente.
    Al integrar estas prácticas en los trayectos cotidianos, se contribuye a la seguridad de los niños en el ámbito vehicular, proporcionándoles el entorno más protegido posible y minimizando los riesgos asociados a situaciones imprevistas en la ruta.
    Transporte seguro de niños y niñas en automóviles
    Hay normativas y razones fundamentales que se deben atender a la hora de abordar la seguridad de los niños durante los viajes en automóvil. Las mismas implican seguir pautas específicas para garantizar su bienestar y aportar a la seguridad vial. La regla principal dicta que los niños deben viajar siempre en el asiento trasero y estar asegurados mediante un Sistema de Retención Infantil (SRI). Esta medida se ajusta según la edad y peso del niño o niña, asegurando una protección óptima.
    Orientación del SRI según edad y peso:
  • Bebés menores de 15 meses y hasta 13 kg deben viajar mirando hacia atrás, adaptados al SRI, hasta alcanzar el peso o altura máximo permitido por el sistema.
  • Niños mayores de 15 meses y hasta 13 kg deben utilizar el SRI mirando hacia adelante, siguiendo las indicaciones del sistema de retención infantil.
  • Para niños en edad escolar o aquellos que superen el tamaño del SRI, se permite el uso del cinturón de seguridad. Sin embargo, se debe adaptar el asiento con un almohadón o sillita correspondiente para un ajuste adecuado al cuerpo del niño.
    Importancia del uso del Sistema de Retención Infantil (SRI)
    El uso adecuado del SRI tiene múltiples beneficios y razones fundamentales:
  • Reducción de la mortalidad y lesiones: instalados correctamente, los SRI reducen la tasa de mortalidad en un 80% en niños y un 70% en infantes. También disminuyen el riesgo de lesiones graves o fatales en caso de accidente vial.
  • Proporciones físicas de los niños: dado que los niños tienen proporciones físicas distintas a los adultos, el SRI ayuda a distribuir el peso corporal de manera segura, especialmente en la parte superior del cuerpo.
  • Seguridad en el vehículo: mantener a los niños de manera segura dentro del vehículo es una prioridad, y el SRI contribuye significativamente a este objetivo.
  • Amortiguación del impacto: el SRI ayuda al cuerpo del bebé o niño a disminuir la fuerza del impacto en caso de colisión.
  • Evitar el uso del cinturón abdominal: se destaca la importancia de evitar que los niños utilicen el cinturón abdominal, ya que este sistema no es seguro y puede resultar en lesiones durante un accidente vial.
    Además de los sistemas de retención correspondientes, todo vehículo debe contar con una adecuada cobertura de seguros del automotor, que permita la protección de todos los que viajen en el vehículo. A través de plataformas confiables como Comparaencasa.com, es posible cotizar online, comparar precios y coberturas, y contratar el seguro directamente con la compañía elegida. Cotizar online sólo ocupa unos minutos y se obtienen importantes descuentos y beneficios de contratación.
    Para cualquier tipo de recorrido, la respuesta a la pregunta sobre cómo deben viajar los niños en el auto radica en respetar la reglamentación establecida por la ley de tránsito y utilizar los elementos de seguridad homologados según la edad y tamaño del niño. Estos incluyen SRI adaptados para bebés y niños en diferentes grupos, asegurando así un transporte seguro y conforme a las normativas vigentes.
Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com