Press "Enter" to skip to content

Consecuencias del mal uso del celular por las noches

El 63 % de las personas de entre 18 y 29 años y el 30 % de las personas de 30 a 64 duermen con sus teléfonos inteligentes.

¿Se conoce que los teléfonos pueden dañar tu cerebro, alterar los biorritmos del cuerpo y dañar la salud? Sorprendentemente, así es, un café doble afecta a nuestro cuerpo menos que la luz de nuestro teléfono. Es por esto que a continuación se destacarán algunas de las consecuencias del uso de los celulares inteligentes durante la noche:

Consecuencias del mal uso del celular por las noches

Confusión de Biorritmos
Es natural que el cerebro y el cuerpo sigan el ciclo de sueño y estado de vigilia, ayuden a sentirnos con energías y activos durante el día y a descansar por la noche, pero veamos qué pasa cuando miramos la pantalla del teléfono en la oscuridad.
Se puede imaginar que la luz del dispositivo tiene el mismo efecto que el sol matutino, haciendo que el cerebro deje de producir melatonina, la hormona necesaria para el sueño profundo, es más la melatonina también hace que el desarrollo del cáncer y otras enfermedades disminuyan, en ocasiones impidiendo esto por completo. Entonces cuando las personas se encuentran absortas en el teléfono, al llegar la noche, el cerebro se confunde, convenciéndose de que es de día y no es el momento adecuado para dormir. Mientras el cuerpo está cansado y exige reposo el cerebro envía señales controvertidas cuyo resultado termina siendo la dificultad de conciliar el sueño, así como la de despertarse posteriormente.

Acumulación de Toxinas
¿Se conoce que durante el día el organismo acumula neurotóxicas? Estos son compuestos orgánicos que pueden ser tóxicos para el sistema nervioso central y periférico. El cuerpo humano es un mecanismo inteligente y elimina estas sustancias tóxicas durante la fase larga del sueño
Con el uso de dispositivos inteligentes por la noche, la melatonina y otras hormonas no se producen, los ciclos del sueño se alteran, nuestro sueño se rompe y las personas se ponen inquietas. Esto conduce a la acumulación de toxinas y este proceso a su vez produce dolores de cabeza, cansancio, agotamiento del sistema nervioso y estrés. Científicos recomiendan tener de 7 a 9 horas de sueño, de lo contrario las neuronas no descansan correctamente y el cuerpo no tendrá tiempo para purificarse de las neurotoxinas.

Se Hace Más Difícil Estudiar
Somos cautivos de nuestros teléfonos inteligentes, por lo tanto, dormimos menos y pasamos más y más tiempo con nuestros amigos electrónicos, pero cuanto menos se duerma más difícil le resulta al cerebro recibir nueva información y no es de extrañar, sólo está sobrecargado y no tiene tiempo suficiente para procesar todo lo que se intenta aprender durante el día.
Una investigación muestra que los estudiantes que usan sus teléfonos en exceso necesitan 25 minutos para concentrarse en la tarea.

Interrupciones de Memoria
Cada vez es más difícil recordar la información anterior ya existente, se asemeja un ropero desordenado: cuando está revuelto y repleto de ropa se vuelve cada vez más difícil encontrar las cosas necesarias, se debe aplicar más esfuerzo y tiempo para obtener un buen resultado

Sentir Constantemente Hambre
Si la melatonina se produce incorrectamente, los ciclos de sueño se rompen y los órganos internos no funcionarán correctamente, por ejemplo: el estómago e intestino.
El cuerpo está cansado, pero el cerebro está completamente despierto, por lo tanto, envía una señal sobre la necesidad de energía extra y se genera la necesidad de comer algo, aunque no sea verdad. Esto puede conducir a problemas de digestión incluyendo, en casos extremos, la obesidad.
En un estudio se examinaron 49 estudiantes que tenían que trotar en una caminadora eléctrica, en el proceso del experimento se hizo notable que aquellos que pasaban hasta 14 horas al día usando su teléfono eran mucho menos competentes que aquellos cuyo tiempo del uso de teléfono inteligente era de aproximadamente una hora y media al día.
Es Posible Contraer un Trastorno de la Vista
La luz azulada de un televisor, Tablet, o de un teléfono influyen negativamente en la retina de nuestros ojos dañándola. Tal impacto es especialmente malo en la oscuridad, no sólo las estructuras de los ojos se irritan, sino que también el nervio visual sufre y de ahí viene la frase “tengo la vista cansada”
Cuando se entrevistó a dos mil personas sobre los motivos de sus problemas de visión, el 55% admitió que la incomodidad de sus ojos posiblemente provenía del hábito de pasar demasiado tiempo, incluso en la oscuridad, usando sus teléfonos.

Cambios de Humor
Desafortunadamente, incluso el estado de ánimo puede empeorar debido a la mala costumbre de estar con el teléfono antes de dormir, las personas se vuelven irritables e incluso pueden sufrir depresión.
Un estudio que se llevó a cabo en la Universidad del Noroeste dice que cuanto más tiempo pasan las personas utilizando sus teléfonos, especialmente en la noche, mayor es el riesgo de que se depriman.
¿Qué se puede hacer para evitar estas consecuencias?
Deja de trabajar con los dispositivos al menos dos horas antes de dormir: este tiempo suele ser suficiente para que el cerebro entienda que ya es de noche y se prepare para un descanso saludable de alta calidad.
Leer un libro de papel en lugar de navegar por internet o mirar películas en línea: incluso se puede usar un Ebook, los dispositivos kindle no producen luz azul y como resultado no desordenan los biorritmos
Emplear aplicaciones especiales: si no es posible apagar el teléfono por la noche, las tecnologías modernas cuentan con filtros especiales que se pueden agregar a la pantalla. Estos filtros no son físicos, son aplicaciones específicas que filtran la luz azul y el esquema de iluminación de las pantallas, cambiando de acuerdo con la hora del día o de la noche cuando se utilizan dispositivos (la pantalla se pone más caliente y más roja cuando se oscurece en la calle), de esta forma los efectos desagradables del uso de los teléfonos inteligentes, que se mencionaron anteriormente, se reducen significativamente.
Es fundamental comprender como sociedad, que los dispositivos inteligentes nos favorecen y agilizan ciertas actividades, pero si no se utilizan de forma moderada ni con conciencia, resultan sumamente contraproducentes para nuestra salud. Si aspiramos a un Bragado mejor, moderno, igualitario, saludable y unido, resulta fundamental generar conciencia vecinal ante ciertas costumbres y esta es una de ellas.

Compartir en: