Press "Enter" to skip to content

Día del Médico: Entrevistas al Dr. Gervasio Albizu y la Dra. Mónica Pussó

Hoy es el Día Internacional del Médico y dialogamos con el Cardiólogo Gervasio Albizu y con la Secretaria de Salud, Mónica Pussó.

Gervasio Albizu realizó sus estudios universitarios en la ciudad de La Plata y luego hizo la carrera en médico especialista en la Universidad Favaloro. Expresó “Siempre me gustó la biología, sabía que era algo relacionado, y al final me decidí por Medicina. La medicina tiene un eje científico fundamental, pero creo que sobre todo en los pueblos tiene una parte humana que es determinante; que es en contener, acompañar, escuchar, eso es fundamental, más allá de lo científico el lado humano es muy importante”.
-También, con respecto a la medicina como profesión, destacó: “Es mi vida, la medicina es full-time, nos tomamos un tiempo para algún hobbie, pero la medicina no te permite hacerla a medias, la dedicación es mucha”.
-Actualmente el Dr. Albizu es cardiólogo y trabaja en la unidad coronaria; se desempeña profesionalmente en el Hospital Ricardo Gutiérrez de La Plata; en el Sanatorio Trinidad; en Quilmes, Buenos Aires, y ha recorrido distintas ciudades y clínicas. También integra el Círculo Médico del Sanatorio Bragado, donde trabaja en consultorios.
-En cuanto a la pandemia, Gervasio dijo que: “Pasé por todas las etapas emocionales, desde angustia inicialmente por lo que preveíamos, hasta que llegó el virus, y después uno es fuerte y va generando defensas ante la misma situación; la vida nuestra no es fácil porque, los médicos que estamos en unidades y que recibimos el virus no fue fácil, aprendimos mucho desde vestirnos hasta enfrentar virus desconocidos, sobre todo en especialidades como las nuestras que no son estrictamente en terapia intensiva o infectología, así que fue duro pero por ahora la venimos superando”.
Y agregó con emoción: “En el caso particular del Hospital Gutiérrez, nosotros perdimos dos compañeros, fallecieron en el Hospital, es duro, toda esta situación nos ha pegado de lleno”.
-Por otro lado, la Dra. Mónica Pussó también ha tenido una gran trayectoria: Realizó sus estudios en la Universidad Nacional de La Plata, luego de recibirse ingresó al Hospital de Clínicas al servicio de nefrología, posteriormente realizó el posgrado en la UBA sobre Diabetes, y luego hizo el postgrado en Nutrición Clínica y Obesidad en la Universidad Favaloro. “Siempre fue mi ilusión estudiar medicina, con eso soñaba desde los ocho años, hice el bachillerato pedagógico en la Escuela Normal, pero siempre con el claro objetivo de ser médica; además luego de terminar el secundario, mis padres siempre nos inculcaron que el estudio es imprescindible para una superación de vida y realizaron los esfuerzos económicos necesarios para que estudiáramos, y lo destaco porque de no haber sido por esa forma yo no hubiese llegado a ser médica, todo se lo debo a ellos”.
Ha ejercido años de guardia en importantes clínicas de Buenos Aires, donde se especializaba en diálisis. Ya instalada en Bragado, viajaba a Pehuajó y continuaba con las diálisis allí, y después trabajó en el Hospital San Luís en clínica médica, hasta que se inauguró Terapia y allí fue la primera Coordinadora de terapia en el hospital, y también en terapia intensiva del Sanatorio Bragado. Y desde el año 92’ fue referente provincial de diabetes para el Hospital de Bragado, punto clave que marca su carrera hasta el día de hoy, ya que es reconocida como diabetóloga.

Y afirmó Pussó: “La medicina es la profesión que soñé y la volvería a elegir una y cien veces; te da la posibilidad de ayudar al otro y eso es gratificante, nos permite estar, ayudar muchas veces y otras no pero sí de calmar a una persona que está en una situación difícil o límite, eso es muy gratificante; uno cuando logra ayudar o salvar a alguien o aliviar, es una sensación personal indescriptible”.
Como Secretaria de Salud se desempeña planificando desde la promoción y prevención de diversas patologías, hasta lo asistencial en el Hospital, controlando desde lo económico, las provisiones, los insumos y todos los requerimientos del Hospital, los CAPS y las Unidades Sanitarias.
Mónica asumió como Secretaria de Salud en diciembre de 2015, y mencionó: “Mi equipo es excelente, con una dedicación total pero sobre todas las cosas es altruista; hay una planta de quinientos agentes en salud entre profesionales y no profesionales, todos con un compromiso a destacar”.
En cuanto a la vida en pandemia, agregó “La pandemia nos obligó a todos a capacitarnos, trabajar sin descanso y a hacerle frente a los miedos, a las inseguridades personales, todos estuvieron a la altura de la circunstancia; esto es un orgullo para todo el personal de salud, fuera del Hospital llegamos a controlar a más de mil pacientes domiciliarios, y estuvo presente no sólo el personal de salud sino, desde concejales, todos los funcionarios y muchísimos voluntarios que nos ayudaron. También, debo destacar el acompañamiento de dos profesionales increíbles que fueron la Dra. Silvia González Ayala, infectóloga en La Plata y del Dr. Eduardo López, exasesor de presidencia de la Nación, contribuyeron a salir de la pandemia de la mejor forma posible. Se trabajó muchísimo con el Dr. Corte y Matías Massari, con todo el personal, así que mi agradecimiento es hacia ellos”.
Agregó: “también quiero destacar el acompañamiento y asesoramiento en tiempo de pandemia, del departamento de docencia y el personal de infectología del Hospital, de la Región Sanitaria, y el Ministerio de Salud de la Provincia”.
Finalizó “Les deseo a todo el personal de salud y a mis colegas, que tengan un feliz día, es mi más profundo deseo”.

Compartir en: