El FESIMUBO impulsa viviendas para empleados municipales

-Su secretario General Rubén García estuvo en Bragado
-Habló de la realidad de los trabajadores municipales y el plan de viviendas que ellos implementan en otros municipios

El pasado jueves, el Sindicato de Trabajadores Municipales renovó sus autoridades, siendo Adrián Castaño quien conducirá los destinos de la entidad por los próximos cuatro años. En ese marco estuvo presente el Secretario General de la FESIMUBO (Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense), quien dialogó con La Voz sobre la realidad de los trabajadores y los proyectos de la federación, como su ambicioso plan de viviendas.
Consultado sobre el trabajo de la federación en estos años, Rubén García respondió que la misma es un desprendimiento de un gremio que nucleaba a todos los municipales, donde García junto a un grupo de compañeros habían ganado la minoría dentro del gremio. “…En el 2003 quisimos elegir una conducción nueva pero no nos dejó la burocracia sindical. Para algunos lamentablemente, porque no nos gusta romper, sindicatos, federaciones y menos confederaciones; nos obligaron a irnos. Hoy muchos compañeros dicen gracias a Dios que nos fuimos”, expresó.
Consultado si gracias a esas acciones se pudo iniciar el reclamo por una nueva ley para los trabajadores municipales, Rubén García explicó que fue en ese momento cuando inició la pelea por los reclamos que sostenían como sector interno, entre ellos, derogar la ley 11.757. Recordó que esta ley fue aprobada en el año 1.995 y les quitó a los trabajadores la estabilidad, bajó la antigüedad y le dio a los Departamentos Ejecutivos la posibilidad de decidir sobre los trabajadores municipales. “Tuvimos Municipios en el conurbano que llegaron a 80% de contratos basuras y 20% solo de trabajadores en planta permanente. Prácticamente desaparecía la carrera municipal. A partir de ahí hubo que enfrentar, comenzar a crecer. Al principio éramos 8 gremios y hoy somos la mayoría absoluta de la Provincia de Buenos Aires”, explicó.
Fue entonces que García recordó que, gracias a esa fuerza y crecimiento en la organización de los trabajadores, se pudo derogar la ley 11.757 por la 14.656. Esta nueva ley entre otros beneficios establece el pase a planta de aquellos trabajadores que se encuentren trabajando con un año de antigüedad. Estableció las paritarias obligatorias y la restitución de la antigüedad negociada con cada municipio, pero lo más importante es el convenio colectivo de trabajo. “Todo esto nos era negado para los trabajadores porque nosotros no éramos trabajadores, porque en la antigua ley decía que nosotros éramos agentes. Nosotros somos trabajadores y a partir de ahí dimos un salto de calidad”, dijo García.
El secretario General del FESIMUBO explicó que son muchos los cambios que se obtuvieron para los trabadores, aunque aclaró que no son todos los que desean. Para ejemplificar esto dijo que, de los 135 municipios en la provincia de Buenos Aires, solamente se firmaron desde el 2015, 70 convenios colectivos, queda demostrada la falta de voluntad de discutir con los gremios por parte de los municipios. Aclaró también que existe la particularidad que la mayoría de los municipios que no firman convenios pertenecen a la vieja federación.
Recordó entonces que apenas unos meses después de entrar en vigencia la nueva ley, se presentó el Secretario General de la antigua Confederación (Oscar Rugiero) ante la justicia presentando un amparo por inconstitucionalidad de la norma. “Alguien lo mandó del poder político, pero la Suprema Corte de Justicia rechazó el amparo y le dijo que ante una ley que le da estabilidad a los trabajadores, que devuelve la antigüedad, que le da paritarias obligatorias y convenio colectivo de trabajo, le parecía raro que ningún empleador se hubiese presentando solicitando la inconstitucionalidad y si alguien que dice defender a los trabajadores municipales. Querían seguir subordinados a los designios de la política y no de los trabajadores”, aseguró García quien dijo que en los municipios donde se encuentran las dos estructuras sindicales, donde se presiona para conseguir el convenio colectivo, la vieja estructura se pone del lado del Departamento Ejecutivo.

EL TRABAJO POR NUEVOS SERVICIOS Y LA VIVIENDA PARA EL EMPLEADO MUNICIPAL
Al preguntarle sobre el trabajo que desarrolla hoy la Federación para los trabajadores, Rubén García explicó que se está trabajando en mejorar sus prestaciones de servicios. Actualmente otorgan préstamos y créditos a los sindicatos para reorganizar sus estructuras y poder mejorar los servicios a los trabajadores. En este momento se encuentran trabajando en un plan de fomento de viviendas para los empleados municipales.
Consultado sobre el mismo, García dijo que, al estar nucleados en la CGT, se firmó un convenio con el Gobierno Nacional. La fuerte presencia cuantitativa de trabajadores y territorial de la federación (presente en las 23 provincias), donde obtienen financiación para la construcción de barrios de empleados municipales. En este acuerdo, la Federación está solicitándole tierra a los intendentes, para poder desarrollar distintos planes de urbanización.
“Ya empezamos a emprender planes de viviendas para todos los trabajadores municipales en la Provincia. Las tierras tienen que estar a nombre del sindicato (si tiene inscripción gremial), sino están a nombre de la Federación con el compromiso de solo ser utilizadas para viviendas de trabajadores municipales. En Pringles nos cedieron un predio importante, estamos terminando un complejo de 50 viviendas en Tandil y en Avellaneda se ha firmado un convenio por 100 viviendas. Por eso le estamos pidiendo a los Intendente que, si hay una porción de tierra ociosa se la pasen al sindicato y nosotros implementamos el convenio con Provincia y Nación”, informó.
Finalmente, sobre este punto García manifestó “…Muchos de los trabajadores viven del alquiler y con los salarios depreciados que tenemos, no nos alcanza. El sistema es, dar la tierra al sindicato, se inicia y termina la obra y recién el compañero trabajador con la llave en la mano comienza a pagar”.

Compartir en: