El próximo Director del Hospital San Luís puso su eje de gestión transversal y en el personal de salud

Dialogamos con Pablo Corniglia respecto a los principales ejes de gestión y la mirada de políticas públicas en materia de salud

El pasado miércoles en conferencia de prensa, el flamante intendente Sergio Barenghi anunciaba la primera línea de su gabinete, donde llamó la atención que, junto a los siete secretarios municipales presentados, el único director presente era el del Hospital Municipal. Precisamente esa función recaerá sobre el doctor Pablo Corniglia, con quien dialogamos para entender su mirada para el principal centro de salud de nuestra ciudad.

DIAGNOSTICO SOBRE EL HOSPITAL

Consultado sobre cuál es el diagnóstico que realiza del Hospital San Luís, Pablo Corniglia respondió: “A rangos generales el hospital está funcionando, sabemos que hay un montón de cosas por ajustar, sobre todo en lo que es Recursos Humanos. Recursos Humanos, es tan importante como es el personal profesional no médico, es lo que más se le tiene que dar valor a esta parte que nosotros queremos abordar del Hospital, porque son los que están permanentemente las 24 horas los 7 días de la semana, llevando adelante la asistencia de las personas enfermas, tolerando las angustias de los familiares y los mismos pacientes y eso es una carga sobre el personal enorme. Eso hay que reconocerlo. Hay que empezar a ayudarlo, a acompañarlo y capacitarlo, eso va a generar claramente una mejoría en cuanto a lo que es la atención de la gente”.
Sobre los aspectos en equipamiento e infraestructura Corniglia comentó “Siempre en el hospital hay que invertir. En la medida que se va invirtiendo en tecnología, aparatos, o infraestructura, significa que está respondiendo a la demanda de la gente. Tenemos después de la pandemia, un buen tomógrafo, eso nos permite hacer angiografías cerebrales y angiografía de otras partes del cuerpo que es el estudio de los vasos en tiempo real. Antes los pacientes que tenían esa patología eran derivados, implica subirse a una ambulancia con una patología aguda, con el riesgo de muerte y ahora se está haciendo acá en el hospital. Tenemos un buen equipo de ecografía cardíaca. Todo ese tipo de cosas van sumando, por el hecho de que la demanda de la patología lo requiere y la idea es seguir invirtiendo, cuando menos se deriven a los pacientes y se pueda resolver acá en el hospital mejor”.

EL IMPACTO DEL CIERRE DEL SANATORIO EN LA TERAPIA INTENSIVA DEL HOSPITAL

El cierre del Sanatorio del Círculo Médico tuvo su impacto en el funcionamiento del Hospital Municipal San Luís, así lo dejó ver el próximo director del nosocomio al expresar: “Lo que dejó al descubierto el cierre del Sanatorio, es que las camas de terapia intensiva no dan a basto, no alcanzan cuatro camas para toda la población. Estamos trabajando, no en buenas condiciones, con pacientes agudos o críticos. Así que una de las primeras ideas de inversión, es ampliar la terapia, buscarle la vuelta en infraestructura. Es muy caro, es muy difícil, veremos de dónde se consiguen los recursos, porque ahora a nivel nacional se anunció que las obras públicas se cortan”.
Agregó: “Kicillof anunció que no va a presentar el presupuesto que tenía planeado, que lo va a modificar, lo cual condiciona toda posibilidad de inversión en infraestructura. Viene una etapa distinta, donde en un primer momento creíamos que íbamos a crecer y ahora me parece que vamos a tener que resistir y tratar de acomodarnos a lo que viene, sobre todo para no dejar a la gente en la calle, o mal atendida; brindar lo mejor que se pueda”.

UNA GESTIÓN TRANSVERSAL EN EL HOSPITAL

Consultado si el diálogo que pregonaba al frente de la CICOP continuará o como se relacionará con todos los efectores de salud, Corniglia nos decía: “Mi idea de trabajo es ejercer algo de gestión transversal. Yo quiero que cada jefe de servicio, cada representante de cada sector que trabaja dentro del hospital, esté sentado en la mesa para tomar decisiones, para que vea los problemas que tenemos, para que aporten ideas y después de ahí sacar un consenso y yo como director ejecutarlo. Me parece que es fundamental, terminar con el modelo médico hegemónico verticalista, no ayuda en este tipo de situaciones”.
Agregó: “Es difícil porque no estamos acostumbrados a trabajar acá, la gente que participa no tiene experiencia en esto, pero hay un momento en que hay que iniciarlo, hay que pensarlo, va a llevar tiempo. Vamos a tener algunas cosas buenas y otras cosas que nos va a costar más, pero hay que intentarlo, no hay que quedarse con qué pasaría. El que no hace nada, nunca cambia nada, así que esto es algo fundamental en cuanto a la participación. El hospital es de todos, no es solamente del gobierno que está de turno. El gobierno que está de turno tiene la responsabilidad de generar los recursos necesarios para cumplir el derecho de atención a toda la población. Entonces como es de todos, todos deberíamos, en cierta medida, participar de esto.

EVALUAR COMO RECUPERAR LAS SALITAS PARA EL CONTEXTO QUE SE VIENE

Consultado sobre la articulación de la salud entre el hospital y las unidades sanitarias Corniglia explicó: “La idea original era invertir en todo lo que es atención primara de la salud, donde las salitas, como se le dice, de primeros auxilios sean centros de atención, prevención y promoción de la salud. Es fundamental que la salita, salga a recorrer su barrio a buscar las problemáticas, no esperar que las problemáticas vengan, anticiparse. En medicina siempre, estar un paso delante del paciente, mejora claramente los resultados y eso es la base de la atención primaria de salud. Ahora en este contexto nuevo que se está dando, vamos a tener que ver cómo podemos resolver esa situación. Los recursos que vamos a tener, cómo podemos diagramarlos, reprogramarlos para poder cumplir eso.”.
Fue entonces cuando el próximo director del Hospital aclaró: “Nosotros creemos que, si la salita genera un buen vínculo con todo el barrio, claramente se va a ver disminuida la atención del hospital. Hoy el hospital, la guardia externa, está viendo entre 100 y 150 pacientes, lo cual es terriblemente agotador para los que trabajan. No solamente para el médico, sino para la enfermera, mucama, camillero, para todo el sistema. Eso genera una tensión, un estrés que, en esas condiciones, se cometen errores, se maltrata, porque no dejamos de ser humanos, los que estamos atendiendo ahí. Es complejo, es difícil de sostener 24 horas, todas las angustias de la gente. ¿Estamos para esto? Sí, pero tanta gente es muy difícil de llevar”.
Retomó su análisis al expresar “En esa idea, como decía al principio, de mejorar el vínculo con el paciente que se acerca y el familiar, mejorar la calidad humana de eso, requiere un personal entrenado y con tiempos para poder hacerlo. Así como estamos es complejo”.
Corniglia ilustró este análisis con un ejemplo: “La mayoría de los pacientes que asisten a la guardia son problemas menores, resfríos, gastroenteritis, muchos vienen por certificados de trabajo. Entonces ese tipo de situaciones pueden ser atendidas en la sala, lo cual descongestiona. Si uno, por ejemplo, tiene un paciente con una crisis hipertensiva, lo pasa a la sala de la guardia a la internación de observación y fácilmente tiene 20/25 minutos de tratamiento con ese paciente. Si te llegan otros que también requieren ese tiempo o más, un politrauma nos está llevando casi 5 horas de atención y así se va a retrasar la atención del resto de los pacientes y va a generar disconformidad. Nosotros vamos a tratar de poner todo lo nuestro para mejorarlo, va a llevar tiempo”. Al plantearle la necesidad de educar a la población en relación a tener que asistir a las salas, el futuro director del hospital expresó: “Siempre se intentó educar a la población y es bastante difícil. No hay que dejar de intentarlo y tratar que las salas, hagan presencia, que se salga a recorrer, eso va a generar que la gente vaya a atenderse, con mayor horario de atención, mayor cantidad de profesionales. Hay que redistribuir todos los profesionales que tenemos para generar un recurso humano presente en cada salita y así poder desahogar todas las necesidades de la gente, más en este contexto que tenemos muchas causas en cuanto a trastorno de salud mental. Es bastante importante, angustias, no hablo de psicosis, pero sí de angustias. La cantidad del índice de suicidio de Bragado es muy alta con respecto a toda la zona, algo con eso está pasando. Entonces es un trabajo que requiere reevaluar datos, generar estadísticas confiables, para después tomar iniciativa. Eso lleva un tiempo no se puede hacer una estadística de tres meses y tomar una decisión, porque necesitamos tal vez un año de estadística para poder decir algo serio. Mientras tanto, a corto plazo, tomar medidas para ir solventando las necesidades de la gente”.

Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com