La réplica del caballo de Bragado cumple 11 años en el café Tortoni

-Dialogamos con Néstor César Savalio

Por iniciativa de la Sra. Mirta Ramírez, en julio del año 2011, han hecho entrega de una réplica del caballo de Bragado al museo del café Tortoni, ubicado en Buenos Aires. A partir de esa fecha, nuestra ciudad está presente en la galería del más antiguo café de la capital.
Luego, ese mismo día, el grupo fue a milonguear al Club Sunderlan. Entre el público se encontraban presentes la Sra. Beba Publiese, Carlos Rivarola, Fabián Peralta, Gabriel Misse, el actor Rudi Cherniccof y una lista interminable de los bailarines más destacados del momento.

En el año 2011, Néstor Savalio tenía a su cargo el taller de tango en la Escuela Municipal de Artes y, había reunido más de 80 adultos. A su vez, Lorena Marano, Milagros Pereyra y Diego Burga comenzaban a dictar clases de tango a más de 70 niños. En ese momento, organizaban viajes para que los bragadenses pudieran conocer una típica milonga porteña, a través de actividades: una de ellas, en el mes de julio y por iniciativa de Mirta Ramírez fue llevar una réplica del caballo Bragado, la cual fue colocada bajo vidrio; fue visitar al café más antiguo de Buenos Aires y entregar el monumento.
El café Tortoni fue fundado en el año 1858 y se encuentra actualmente en la Avenida de Mayo al 800. Y contextualizó Savalio: “fuimos a conocer el café que es verdaderamente un templo del arte, de las letras, de la pintura, de la música, y entregamos esa réplica al gerente del café, la cual fue colocada en la parte de atrás”. El bar, en sus inicios presentaba el café por delante y una barbería en la parte de atrás. Allí, donde en ese momento hubo una peluquería, hoy hay un museo y una biblioteca.

Cuando alguien recorre la cafetería y visita al museo se encuentra con una réplica, una representación del caballo de Bragado. “Es tocarnos el corazón encontrar algo así, para nosotros y para la gente de todo el mundo porque al café Tortoni lo visita cualquier turista que vaya a Buenos Aires. Así que Bragado desde aquel julio del 2011 está representado con la estatua del caballo, custodiaba bajo vidrio y es muy importante, reconoció.
Además, destacó Néstor: “es muy lindo, en ese momento era un hecho importante, pero hoy a medida que van pasando los años, cada vez se hace más lindo porque es bellísimo ir después de tantos años y encontrarse con la réplica tal cual la dejamos; hay un pedacito de Bragado en el café Tortoni”.
El bar continúa funcionando de manera normal. Allí se puede disfrutar del famoso chocolate espeso con churros. Es un lugar que hospedó a la escritora Alfonsina Storni, también lo han visitado Carlos Gardel, el escritor Jorge Luís Borges. Todo el mundo de las letras, poesías y milongas, en el algún momento visitó el café y, Bragado tiene allí su representación con el caballo.

También, relató Savalio: “me he encontrado con gente que no conoce que lo llevamos nosotros en aquella oportunidad y nos cuenta que estuvieron en el café y se encontraron con una sorpresa hermosa que fue el caballo. No es una obra personal, es algo de la comunidad, algo de Bragado que está ahí. Lo más importante es que hay un recuerdo bragadense en la capital. Allí están presentes además distintos objetos de diferentes ciudades, conformando así el museo turístico. En el mismo café hay un salón donde brindan espectáculos también, la verdad es que es hermoso”.

Compartir en: