Las estafas virtuales siguen sucediendo

En esta oportunidad afectando a María de los Ángeles Nese, Licenciada en Nutrición

Su semana comenzó siendo nada de lo esperado, viendo que sus redes sociales estaban siendo hackeadas, todo comenzó con un mail donde la empresa Instagram le daba un previo aviso.
“Aún no se bien lo que pasó, si solo fue Instagram o el correo electrónico también” ella de todas formas ya tomó cartas en el asunto y cambio todo tipo de acceso.
Mediante mensajes privados o historias comenzó “la venta de dólares”, varios de sus contactos empezaron a recibir el siguiente mensaje “Estoy vendiendo 2.000 dólares, necesito venderlos hoy porque tengo una urgencia, tenés idea de alguien que quiera comprar? Si me los compras hoy los dejo a buen precio” y de inmediato se contactaron con ella para advertirle, ya que sabían que se trataba de una estafa, de una trampa, de la cual espera que nadie haya caído (por el momento no se ha enterado).

Fueron y son momentos de mucha desesperación, “quería avisarle a todos que era una estafa y a su vez intentar tomar el control de mis redes” pero era algo imposible, ya habían creado nuevas formas a las cuales no tenía acceso.
Ángeles menciona que considera que es algo que sucede a nivel mundial, no algo personal contra ella ni sus allegados.
Se topó con creación de CBU, de transacciones con su nombre, por esta razón advierte a la comunidad que verifiquen sus cuentas (en todas es posible hacerlo) para que puedan estar tranquilos y no sufran el robo de identidad que ella se encuentra atravesando.
Se acercó a la comisaría local a realizar la denuncia, la cual fue clasificada y derivada a “ciber delito”, quienes aún no se han comunicado con ella y ya han pasado más de 24hs.
“Lo que me tiene mal es que no voy a poder recuperar nada de la cuenta de nutrición, que es con la que trabajo a diario, es muy probable que tenga que comenzar de cero”.
A pesar de este mal trago, espera que esto deje de suceder, que dejemos de ser estafados y que los vecinos de nuestra ciudad estén advertidos a lo que nos encontramos expuestos.

Compartir en: