Me permito el saludo
es un premio merecido
con su trabajo recibido
premió la constancia
un gesto de elegancia
fue haber sido nominado
a su trabajo mostrado
como valor de “colección”
de permitir la atención
de los señores jurados.

A su manera (elige)
lo que muestra este vecino
con su andar pelegrino
a su vocación “exige”
cuando al “proyector” dirige
a un paisaje descubierto
que con mucho acierto
manifiesta su vocación
mas su mucha profesión
queda todo resuelto.

Dedicado a Fabián Lozia

(Carlos Colombo)

Compartir en: