Mujeres de nuestra ciudad que hicieron historia

-Gladys Issouribehere en su libro Secretos de la Memoria, tomo I, distingue a mujeres que formaron parte de la historia de nuestra ciudad como las “Primeras Pobladoras”.

Son mujeres que la Municipalidad les donó los primeros solares, los mismos se ubicaban en cercanías a la plaza de armas.
Para lograr escriturarlos debían arbolarlos, cercarlos y si era posible levantar el rancho.
Muchas de estas pobladoras eran esposas de militares del ejército comandado por el coronel del Busto.
En el libro, la escritora cita a:

  • Juana G. De Soto se vio favorecida con el solar de la esquina este de del Busto y Mitre, actualmente propiedad de la familia Viñales.
  • Macedonia Tisera o Tiseira poseedora de la esquina Oeste- Belgrano y Mitre, Luego fue propietaria de esa esquina Julia Cavagnaro. La misma le dio a la esquina un toque florido que la distinguía, a tal punto, que toda la población designaba al lugar como “la esquina de la peruana” y la denominación provino de la nacionalidad de su dueña. Actualmente propiedad de la flia. Macías.
  • Petrona López de Saldaña, a ella la recompensó el coronel del Busto donándole el lote esquina sur- Belgrano y Brown.
  • Isabel Pinedo de García, no sabía ni leer ni escribir, pero esto no era una novedad. Repetía la situación de la mayoría de los expedicionarios y sus mujeres, que sin más preparación que el empuje del trabajo resolvieron marchar tras la aventura de una vida mejor. A ella le donó el municipio el solar ubicado en la esquina Norte- del Busto y Brown. Actualmente propiedad de Juan José Natero.
  • Petrona Castaño le donaron el solar ubicado en la esquina Este- del Busto y Lavalle.
  • Gregoria Montero, no llegó en 1846 pero igual fue considerada fundadora del pueblo, porque en 1847, cuando recibió en donación este pedazo de tierra, todavía estaba todo por hacer y no tardó en poblar el solar.
  • Desiderea Vaca fue una de las mujeres que llegó viuda al fortín. Venia de los pagos de Azul con los huestes del coronel Aguilera, después de la desaparición de su marido.
    Oriunda de Córdoba, era una criolla trabajadora y valiente que en 1860, a los 41 años, no dudo en casarse aquí con José Monsalvo.
    Fue poseedora del solar esquina Oeste-Rivadavia y Brandsen, lugar donde se ubicaría muchos años después la retacería Paris.
  • Rufina San Martin de González, fue primera poseedora del solar esquina Norte- General Paz y Alsina, y en el terreno donado levantó el rancho, hizo cavar el pozo de balde y la zanja reglamentaria, bastante profunda, para defender su predio de cualquier intento de apropiación.
  • María del Carmen Sosa de Bárzola fue la primera poseedora del solar esquina Norte-Pellegrini y Rauch.
  • Antonia Alanís, fue primer poseedora del solar esquina Sur-Rivadavia y Brandsen. Regalo que le hizo su marido, Manuel Díaz, mientras recibía la posesión de otro terreno.
    Antonia, cuando tuvo el lote poblado con el rancho, el pozo balde y la correspondiente zanja perimetral, solicito formalmente las tierras.
  • Estefanía Lezica fue primera pobladora. Le otorgaron en donación el solar esquina Este-Rivadavia y Brandsen.
    Todas ellas integraron el grupo de arriesgadas mujeres que, con coraje a toda prueba, se embarcaron en la empresa de desafiar al desierto, sin vacilaciones y resueltas a aceptar una vida de permanente sacrificio, llena de privaciones y sujeta al constante peligro del malón.
    Fuente: Gladys Issouribehere. Secretos de la Memoria, tomo I.
    Dirección de Cultura
Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com