Sobre el cierre del “año legislativo”, La Voz dialogó con la concejal Lilián Labaqui

-Tras la última sesión ordinaria del Período 2022 del Concejo Deliberante del Partido de Bragado, “La Voz” dialogó con la concejal Lilián Labaqui, de la Unión Cívica Radical en el Bloque de Juntos.

-LV: ¿Qué quedó de la última sesión del Concejo Deliberante, cómo le resultó este período legislativo que termina y el que, además, es su primer año en ejercicio del cargo de concejal para el que fue elegida?
-LL: Así es, el próximo 10 de diciembre cumpliré un año ejerciendo la función y podría definirlo como un “año corto” y que pasó muy rápido.
En lo personal he tratado de estar a la altura de las circunstancias. Desde mi función legislativa como concejal he presentado más de 20 iniciativas entre proyectos de Ordenanza, Decretos, Resoluciones y Comunicaciones y como Presidente de la Comisión de Obras y Servicios Públicos he acompañado e impulsado, principalmente, el trámite legislativo de iniciativas en esa materia remitidas por el Intendente Vicente Gatica y que necesitaban la aprobación del Concejo Deliberante, desde convenios, pasando por pavimento, cordón cuneta o saneamiento o en la última sesión, por caso, en la que se aprobó el proyecto remitido por el Intendente que responde a una aspiración de un amplio sector juvenil de la ciudad, que es la pista de skate, determinada su ubicación, ahora deberá cumplirse el restante proceso para la concreción de la obra como marcan las normas que deben observarse en estos casos.
En cuanto a la representación, que es otra de las funciones del concejal, que algunos dicen, “hace política”, he tratado de estar y acompañar a las organizaciones de la sociedad civil, a las manifestaciones culturales, deportivas, sociales, a todo aquello que se mueve en el seno de la sociedad por fuera del Estado, lo que alguna vez se denominó “fuerzas vivas”, tratando de dar o de mostrar con esa presencia el respaldo de la institución municipal y lo mismo con las localidades interiores del partido. Creo que nunca, como ahora, se ha configurado un Partido de Bragado tan integrado.
Por ejemplo en la sesión del pasado día 3, algo que pasó muy desapercibido y es muy importante: se recuperaron para el patrimonio municipal, después de más de 70 años, tierras que estaban destinadas al cementerio de la ciudad de Eduardo O’Brien. Algo parecido a lo que pasó con nuestro querido Hospital San Luis, que funcionó 100 años como simple dispensario, así durante siete décadas se dilapidaron estos recursos que en la pasada sesión recuperamos.

Un comentario muy corto: la del 3 de noviembre fue la última sesión “ordinaria”, deberíamos decir; del período que va del 1 de marzo al 30 de noviembre, no fue la última de 2022. Nada impide que pueda ser convocado el Concejo a sesión extraordinaria entre el 30 de noviembre y el 1 de marzo de 2023 o a una especial en lo que resta de este mes. Fíjese, hay que aprobar la Ordenanza Fiscal e Impositiva para 2023, que es la financiación del Presupuesto, con lo que ahí ya hay una sesión extraordinaria; luego deberá reunirse la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes para ratificar esa Ordenanza, como indican la Constitución de la Provincia y la Ley Orgánica de las Municipalidades y, luego, considerarse el Presupuesto 2023 y su Ordenanza Complementaria, con lo que ya es otra sesión extraordinaria.
Dicho esto, en cuanto a la gestión legislativa, me quedan, en análisis de distintas comisiones del Concejo varios proyectos que creo importantes, como el Sistema Participativo de Control Comunitario de Cuidado del Ambiente y la Estética Urbana; el de fomento de la participación del vecindario, entidades, empresas y organizaciones de la Sociedad Civil en la conservación, preservación y mejoramiento de los espacios públicos; el de incorporación del trabajo comunitario o suspensión del juicio a prueba para los que cometan faltas a las normas municipales, el de “Parto Respetado” en el sistema de salud municipal, o los regímenes de promoción de la Actividad Apícola” y de la Economía del Conocimiento”.
Si me permiten una digresión, quiero destacar el respaldo y el acompañamiento que he recibido del Comité de mi partido, la Unión Cívica Radical, de sus afiliados, mis correligionarios, de sus dirigentes y de sus militantes; siempre he sentido que no estoy sola, desde hacerme un aporte técnico, hasta acompañarme en una gira o mandarme un mensaje de aliento. Lo mismo por el respeto, la convivencia y las consideraciones en el Bloque de Juntos dentro del Concejo Deliberante y, asimismo, con los empleados y secretarios del Cuerpo. Muy agradecida con eso.

-LV: Se está elaborando el presupuesto municipal para 2023 que aún no se ha presentado en el Concejo Deliberante y el Ejecutivo Municipal ha recibido propuestas de la UCR, ¿cuáles son?
-LL: En primer lugar, lo que hay que decir es que la proyección presupuestaria es de competencia exclusiva y única del Departamento Ejecutivo Municipal, según lo establece con claridad la Ley Orgánica de las Municipalidades respetando la Constitución de la Provincia. El Concejo Deliberante –que además ha votado unánimemente la prórroga para su presentación– tiene, en lo presupuestario, las funciones claramente especificadas en esa misma Ley y las cumplirá una vez que el Intendente Municipal remita el Proyecto de Presupuesto 2023 y hasta su tratamiento en el recinto una vez considerado en las Comisiones respectivas.
Respecto, puntualmente, de tu pregunta: la Unión Cívica Radical compone no sólo la coalición electoral de Juntos o Juntos por el Cambio, sino que es parte de la coalición de gobierno que administra la Municipalidad de Bragado.
En ese sentido el partido que preside Rocío Tayeldín y en unos días más presidirá Eugenia Gil, a través de su Comisión de Economía, Producción y Finanzas Públicas que coordina Marcelo Bondoni, es la que ha elaborado una serie de propuestas o sugerencias sobre la proyección presupuestaria para 2023 y, así, se las hemos acercado al intendente Gatica.

Respecto de, puntualmente, lo que se le ha alcanzado al Jefe Comunal, es lo que ha sido informado por los medios locales y que tiene que ver con la búsqueda de mejoras tanto para los recursos de origen provincial, como es el caso de la Coparticipación con el incremento del Coeficiente Único de Distribución (CUD) incorporando nuevas camas del hospital, de los geriátricos y hogares de menores públicos, como con los recursos de origen local y su aplicación, contemplando obras y mejoras en las áreas de Salud, Juventudes, Producción, Adultos Mayores y Cementerios Municipales. En este último caso, la posibilidad del servicio de sepelio en la necrópolis de Bragado y, en el caso de O’Brien, afectando los ingresos que generará el predio recientemente recuperado por la Municipalidad, luego de tantos años –como lo dije antes–, para productividad de los empleados y para mejorar áreas dependientes de la Delegación de esa ciudad, y para todos los cementerios de la órbita de la Comuna: Comodoro Py, Irala y los dos que ya dije, incorporar la figura del mecenazgo para particulares y empresas y revisar la contraprestación de las constructoras de nichos respecto al mantenimiento posterior de la obra y aledaños.
Pero yo quiero poner de relieve el significado de este tipo de reuniones: a eso lo llama institucionalidad y, próxima a cumplir 40 años, la deberíamos considerar como valor en el desarrollo de nuestra democracia.

-LV: Por último, se viene el 2023 que es un año de comicios, ¿cómo afectará, desde su punto de vista, la actividad legislativa toda la campaña?
-LL: Lo decía el otro día, o como concejal haces sólo política partidaria –como lo hemos podido ver sin que yo lo haga notar– o te dedicas a proponer, consensuar y legislar responsablemente, sin perder los roles que la gente nos dio con su voto como oficialismo y oposición, y cumplir, de acuerdo a las propias convicciones, con la función para la que el pueblo nos eligió. Es muy fácil la decisión, después la sociedad evaluará.
Claro que, como militantes de una expresión política, vamos a militar nuestras candidaturas y nuestras propuestas, pero estoy convencida de que la función legislativa no debe estar cruzada por el año electoral. Los concejales tenemos un rol mayor que es legislar, representar y controlar, y con responsabilidad.

Compartir en: