-Por Gonzalo Ciparelli

Aunque realmente no podrían saberse jamás, si imagináramos nuestra vida hasta el momento como una película, podríamos ver que esta tiene desenlaces alternativos, ya que en nuestra cotidianeidad tomamos decisiones que cambian parcial o totalmente nuestro presente y futuro, claro. Estos desenlaces alternativos, tienen que ver con el quizás tan pensado en ocasiones, “Que hubiese sucedido sí..?”. Que hubiese sucedido si cambiaba de idea, que hubiese sucedido si luchaba más por ese amor al que luego perdí, si me arriesgaba o si tomaba otro camino frente a tal ocasión?. Y es que, a mi entender, todo ser humano en algún momento se arrepiente de algo y en ocasiones es la consecuencia de haber estado en desacuerdo la razón y el sentimiento. Lo único cierto, es que arrepentido o no de una decisión, no es posible cambiar el pasado y es insano quedar atrapado en ese arrepentimiento, por lo tanto se debe lograr dejarlo atrás y enfocarse en la decisión tomada soportando las consecuencias, verla como experiencia y aprendizaje, para tener siempre en cuenta el presente y disfrutarlo. Está claro que el “Que hubiese sucedido sí..?” no podemos dejar que nos afecte en el día a día, ya que en vez de generar bienestar genera angustia y esta última no nos permite lograr el estado de felicidad que todo ser humano debe lograr para llegar al pleno bienestar.

Compartir en: