La Calle – Viernes 02/02/2024

La frase de hoy: “A la suerte hay que ayudarla, al menos con una sonrisa”.

Alan Jones, corredor australiano que nunca fue amigo de Reutemann.

Carlos Reutemann, campeón sin corona en Fórmula 1

Vvvvv

El piloto argentino Carlos Reutemann nacido en Santa Fe; hace más de 40 años pudo ser campeón del mundo en Fórmula 1. Si no lo fue se debe a que la maldad no tiene límites y al año siguiente abandonó la categoría y se refugió en tierra santafesina.

Vvvvv

En la nómina de mala suerte que abonó su carrera, hay casi de todo. En 1.971, cuando ganaba por medio circuito en Buenos Aires el Brabhman, se quedó sin combustible por mayor consumo y el piloto masticó su bronca durante 30 minutos sentado en una de las ruedas. Pero apenas unos años más tarde, Reutemann cuando luchaba por los primeros lugares en el mismo autódromo, debió parar por temperatura en su motor.

Vvvvv

¿Quién era Jones?, un ciudadano australiano llamado a ser campeón del mundo. En el lluvioso circuito de Interlagos de Brasil, Reutemann debía darle paso a su compañero Jones. El argentino, alegó que no había alcanzado a leer el cartel.

Vvvvv

El castigo… para el santafesino llegó en la última carrera del año. Sólo debía llegar delante de Nelson Piquet, sin embargo, el motor de su máquina no funcionaba como debía y llegó el momento de dar paso a quien fue ese día campeón del mundo.

Vvvvv

La recompensa…para el piloto argentino que no fue campeón llegó cuando volvió a su país. La emoción le hizo derramar lágrimas y, aceptó postularse a gobernador en su tierra natal.

Vvvvv

Ahí apareció de nuevo la mala suerte cuando la provincia debió aguantar intensas lluvias que provocaron grandes pérdidas. Su sonrisa se encontró cuando en Buenos Aires habló de su reconocimiento a don Rogelio Scaramella, quien había guiado sus primeros pasos en el TN (Turismo Nacional).

Comentarios
Compartir en:
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com