Qué dice la calle… Martes 19 de Julio

La frase de hoy: “Hay acontecimientos deportivos que son, al mismo tiempo una proeza”.

Eusebio Marcilla, “caballero del camino”, hombre de Junìn.

En octubre de este año se cumplirán 74 años del Gran Premio de América del Sur, organizado por el Automóvil Club Argentina. En esta prueba de 14 etapas, uniendo Buenos Aires con Caracas, don Pablo TRINCAVELLI representó a Bragado.

La llegada de Oscar Gálvez donde lo esperaba una multitud.

Vvvvvv

En la noche del domingo por la Televisión Pública se proyectó una prolija recopilación de los datos centrales de aquella competencia que terminó ganando Domingo Marimón y tuvo como protagonistas a los hermanos Oscar y Juan Gálvez, retrasados en la etapa final.

Vvvvvv

El piloto de Junín Eusebio MARCILLA pudo ser ganador de la Buenos Aires –Caracas. En la 6ª. etapa, corrida de noche por un golpe de Estado en Perú, fue quien auxilió a Juan Manuel Fangio que había tenido un vuelco, donde sufrió consecuencias fatales, su acompañante Daniel Urrutia, que fue despedido por el Chevrolet que conducía Fangio.

Vvvvvv

Por esa y otras actuaciones solidarias, Marcilla fue bautizado como “el caballero del camino”. El tiempo que ocupó con el auxilio, fue importante. Sólo se fue del hospital cuando se lo pidió el hombre que sería cinco veces campeón del mundo. La humanitaria actitud lo dejó conforme interiormente, aunque le quitó la posibilidad de ser ganador…Se clasificó segundo, detrás de Marimón y delante de Juan Gálvez…

Vvvvvv

En la evocación de la inolvidable carrera aparecieron declaraciones de periodistas como Eduardo Sojit, hijo de Luis Elías, especie de “maestro” del periodismo argentino. También habló Osvaldo Aguilar, exaltando la enorme tarea radial para informar y el coraje de los pilotos, abriendo caminos donde no los había…

Vvvvvv

La fatídica última etapa… Oscar y Juan Gálvez llevaban una gran ventaja en la clasificación al momento de acercarse su definición. “Todos querían llegar primeros a Caracas”, cosa que a los hermanos no los preocupaba. Sin embargo, debieron afrontar problemas que demolieron toda la ventaja acumulada.

Vvvvvv

Juan cayó ante un gran zanjón, a mitad de camino de la bandera a cuadros y aunque no sufrió mayores problemas ni físicos ni mecánicos, le costaba mucho salir. ¿Quién lo podía ayudar en esa difícil circunstancia? Pues, su hermano Oscar…

Vvvvvv

Ambos pudieron seguir en carrera, pero… El motor del Ford Nº 3 sintió el esfuerzo y se le hizo difícil avanzar en las pequeñas subidas que tenía el camino. Oscar Gálvez era esperado en la llegada por una multitud y llegó con margen en minutos para ser el ganador…

Vvvvvv

El ídolo, el triunfador, el que daba consejos y ayuda a los pilotos en todos los finales de etapa, se quedaba con las manos vacías. Se cuestionó por haber recibido la “ayuda” de un particular, sobre todo en las pequeñas subidas del camino. Se le hizo cruzar de nuevo la línea de llegada y allí se dijo que “Oscar no estaba al volante”. Nada. Gálvez no pudo disfrutar de la mejor carrera de su vida. (Se quedó con la carrera del regreso, desde Lima a Buenos Aires.

Vvvvvv

El ganador fue Domingo Marimón, seguido por MARCILLA y Juan Gálvez. La última etapa fue para Víctor García, mendocino. La carrera quedó en la historia como “hazaña memorable” y gracias a la TV Pública ha sido entregada a los más jóvenes, con testimonios irrefutables.

Se cumplen 69 años de la muerte de Eusebio Marcilla, un piloto reconocido tanto por su destreza al volante como por su generosidad y actos de solidaridad. Por salvarle la vida a Juan Manuel Fangio se ganaría el apodo de “Caballero del Camino”.

Compartir en: