Press "Enter" to skip to content

Qué dice la calle… Viernes 11 de Febrero

La frase de hoy: “El fútbol tuvo distintos refugios, hasta llegar al Estadio Municipal”.

Qué dice la calle... Viernes 11 de Febrero
Sector de plateas del estadio municipal. Allí está la familia, unida a través del fútbol.
Qué dice la calle... Viernes 11 de Febrero
Corresponde al partido amistoso entre veteranos que se preparan para participar de un torneo en la ciudad de Federación, Entre Ríos. Un ejemplo de amistad.

Hoy La Calle ha optado por darle preferencia a las imágenes que suelen ser más elocuentes que muchas palabras… De paso, tratamos de clarificar un poco cuál es el nombre del estadio. En realidad, hay carteles que indican que se llama “José “Mandinga” PERCUDANI… Así de claro.
Vvvvvv

Hay quienes, más antiguos en edad, lo siguen llamando “Ángel MINGORANCE”, un querido “profe” de Educación Física que en la década del 70 fue uno de los diseñadores del campo de juego, incluyendo vestuarios, tribunas y plateas… Para colocar la piedra fundacional estuvo en Bragado el doctor Carlos Bocalandro, ministro de la Provincia, cuyo nombre lleva hoy el Hospital de Hurlingham.
Vvvvvv

Bragado tuvo distintas canchas: La de Moreno (actual Escuela de Comercio): la de Boca, donde está la plaza Güemes; la de Juventus, por dónde está el barrio Camioneros; la de Porteño, por el actual barrio Santa Marta; la de Cecotti, cercana a la ruta 5… Por supuesto, los Cuarteles, siempre tuvieron su respectiva cancha y en eso -también en eso-, le ganaron a la ciudad cabecera…
Vvvvvv

Dentro de las instalaciones del Complejo, hay sectores que recuerdan a colaboradores entusiastas que mucho hicieron por el deporte en Bragado. Tal el caso, de las cabinas trasmisión bautizadas con el nombre de don Alfredo Román, o el sector de la tribuna que da espaldas al frigorífico y donde se recuerda a Jorge Merchán…
Vvvvvv

Por el tema de don Ángel Mingorance, La Calle no quiere seguir avanzando. Hizo cosas en vida para ganarse un lugar en el corazón de quienes lo conocieron. Sería justo ponerle su nombre a la canchita que está en el barrio Mitchell, por la cual trabajó hasta el último día.
Vvvvvvv

Compartir en: